Ir a contenido

El día después del 8-M

Casado anuncia una ley de maternidad para disuadir de practicar el aborto

Sánchez reprocha al líder del PP que interprete la violencia contra las mujeres como "doméstica o intrafamiliar"

Rivera ensalza "el éxito" del 8-M frente al "ridículo y sectarismo" del Gobierno socialista

ROSA MARÍA SÁNCHEZ

El presidente del PP, Pablo Casado, en un acto de partido en Elche con motivo del Dia Internacional de la Mujer.

El presidente del PP, Pablo Casado, en un acto de partido en Elche con motivo del Dia Internacional de la Mujer. / EFE / MORELL

Con el eco bien reciente de las proclamas del 8-M en las calles de toda España, en una jornada feminista (por su reivindicación de igualdad) y millonaria (por su participación en todo el país) los líderes políticos se entregado a la resaca en sus respectivos actos de partido, este sábado en diferentes ciudades..

Así, el líder del PP, Pablo Casado, ha anunciado este sábado una "ley de apoyo a la maternidad" con medidas para disuadir a las madres que consideren la posibilidad de abortar y fomentar la adopción y la acogida de niños.

En un acto de partido en Cartagena (Murcia), Casado ha dado muestras de haber interpretado el 8-M como una jornada de mujeres contra el PP y a ellas se ha dirigido para presentar su propuesta de "una ley para apoyar aquellas mujeres que decidan libremente ser madres", sin entrar en consideraciones jurídicas sobre el aborto. "Sin juzgar a nadie, queremos poner todos los recursos públicos al servicio de las mujeres que quieren ser madres", ha dicho Casado.

El líder del PP no pretende entrar en un debate jurídico sobre el aborto que, en su opinión"quedó superado hace décadas"; sin embargo ha insistido en que todas las administraciones tienen que poner en marcha medidas económicas, fiscales, de vivienda y de conciliación para aumentar la natalidad. "¿Es esto algo tan polémico, retrógado o tabú?", se ha preguntado Casado de forma retórica,  intentando redirigir críticas recientes dentro y fuera de su partido a propósito su propuesta inicial de derogar la actual ley el plazos del aborto. 

Violencia contra las mujeres

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por su parte, ha defendido el feminismo como seña de identidad del socialistmo y ha criticado a la triple derecha de PP, Ciudadanos y Vox por calificar la violencia contra las mujeres como "doméstica o intrafamiliar" como si eso solo fuera como "una cuestión entre marido y mujer" y no "un problema social" que trasciende las paredes de cada casa.

En un mitin en Valladolid, Sánchez ha sostenido que las imágenes de las manifestaciones feministas de este viernes en multitud de calles y plazas "son las de la España de hoy y de mañana", mientras que "la de los tres en la plaza de Colón es la de la España de ayer, a la que no debemos regresar".

"Ridículo y sectarismo"

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, por su parte, ha ensalzado "el éxito y ejemplo" del 8-M frente al "ridículo y sectarismo" del Gobierno ante la jornada de reivindicación feminista. "Hemos logrado mucho pero queda mucho por hacer; hay que trabajar por la igualdad de hombres y mujeres y no caer en una guerra de sexos absurda", ha reivindicado Rivera en un acto de campaña en Valencia.

La portavoz de Unidos Podemos en el Congreso de los Diputados, Irene Montero, aseguró este sábado que "al trío de Colón" que conforman PP, Ciudadanos y Vox "le molesta el feminismo2 porque "es una propuesta política" que "pone encima de la mesa que es necesario poner patas arriba el modelo económico".

Contenido de la Ley de maternidad del PP

El anuncio electoral de Casado, de una nueva ley de maternidad si gana las elecciones, se dirige sobre todo a mujeres embarazadas y madres, en especial a las mujeres menores de endad o en riesgo de exclusión social, según ha aclarado el propio PP.

La ley creará un servicio de atención inmediata a las mujeres embarazadas y un portal de información que unifique todos los recursos públicos existentes para la protección social

Además, se pretende garantizar la confidencialidad y la protección legal de las madres que entreguen a sus hijos en adopción y evitar que sufran ningún perjuicio.