Ir a contenido

LA ENCRUCIJADA CATALANA

El PDECat apuesta por los presos independentistas para las generales en un clima de tensión interna

Críticas ante la falta de concreción y divergencias sobre qué estrategia seguir en Madrid

Jordi Sànchez, Josep Rull y Jordi Turull liderarían la candidatura del 28-A

Fidel Masreal

El PDECat apuesta por los presos independentistas para las generales en un clima de tensión interna

POL SOLA/ACN

La dirección del PDECat, en un complejo encaje de bolillos en un clima de división interna, ha propuesto a sus cuadros territoriales en el consejo nacional, reunidos de urgencia este jueves, que divesos presos independentistas encabecen las listas del partido en las próximas elecciones generales. Se trata de que Jordi Sànchez -presidente de la Crida del 'expresident' Carles Puigdemont- por Barcelona, y los 'exconsellers' Josep Rull y Jordi Turull, por Tarragona y Lleida, respectivamente, lideren la candidatura del partido, que se presentaría bajo el paraguas de Junts per Catalunya y que podría también dar cabida a otros nombres vinculados a la Crida, como Míriam Nogueras o Eduard Pujol, portavoz en el Parlament por Junts per Catalunya. Por Girona podría concurrir el actual diputado en el Congreso Sergi Miquel. Puigdemont ha intervenido en la reunión por videoconferencia apelando a la unidad, según los asistentes.

Y todo en un clima de tensión interna. Tanto es así que la presidenta del consejo nacional, Mercè Conesa, ha sido criticada durante la reunión y han aflorado las divergencias sobre qué estrategia defender en Madrid -pacista o rupturista- asi'como quejas de consejeros territoriales ante la falta de concreción dado que no será hasta en los próximos días cuando otro consejo nacional vote definitivamente la lista electoral, en la que los partidarios de la vía pactista más críticos con la Crida, como Carles Campuzano, Jordi Xuclà o la exlíder del partido Marta Pascal, podrían quedar apartados. La incógnita será ver hasta qué punto estos cuadros plantan batalla interna si se confirma que quedan relegados.

La cita de este jueves venía precedida de semanas de tensión entre quienes reivindican la continuidad del espacio propio y los que se han integrado en la Crida de Puigdemont. Estas tensiones se han intensificado con la convocatoria anticipada de elecciones generales y la necesidad de confeccionar una lista electoral. Los partidarios de la Crida han visto en la convocatoria una ocasión para situar en Madrid a perfiles vinculados las tesis del 'expresident'. En cambio los defensores del PDECat rechazaban de plano una negociación como la que llevó a formar Junts per Catalunya en las elecciones catalanas, en la que Puigdemont impuso buena parte de los nombres al partido.