Ir a contenido

Espionaje político

Anticorrupción pide medidas cautelares para dos inspectores jefe de la Policía Nacional por la operación 'Kitchen'

Ambos tendrán que comparecer cada quince días, y a uno de ellos se le prohíbe salir del país

El Periódico / Agencias

El excomisario de Policía José Manuel Villarejo, durante una entrevista en La Sexta.

El excomisario de Policía José Manuel Villarejo, durante una entrevista en La Sexta. / SALVADOS LA SEXTA

La Fiscalía Anticorrupción ha solicitado que se impongan medidas cautelares a los dos inspectores jefe de la Policía Nacional que han declarado este jueves ante el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón por su presunta implicación en la operación 'Kitchen', desarrollada a partir del 2013 sin control judicial, para sustraer al extesorero del PP Luis Bárcenas documentación sensible del partido que obraba en su poder.

Mientras, el ex jefe de la Unidad de Asuntos Internos, Marcelino Martín Blas, que también ha prestado declaración, continúa como investigado en la causa, aunque para él no se ha solicitado ninguna medida restrictiva de su libertad, según han informado fuentes jurídicas.

En concreto, Anticorrupción ha solicitado al juez que retire el pasaporte, prohíba salir de España y obligue a comparecer quincenalmente en sede judicial al inspector jefe José Ángel Fuentes Gago, que ha prestado declaración y ha contestado a las preguntas del Ministerio Público.

Comparecencias quincenales

Mientras, ha pedido que se impongan comparecencias quincenales al también inspector jefe de la Policía Bonifacio Díaz Sevillano en tanto se dirime si tiene su residencia establecida en España o en México, dado que viene desempeñándose como agregado en la Embajada española en aquel país y por tanto, no se le podría retirar el pasaporte.

A diferencia de Fuentes Gago, Díaz Sevillano se ha acogido a su derecho a no declarar en esta pieza secreta del 'caso Tándem' que investiga el mencionado operativo policial y por el que ya está siendo investigado el que fue Director Adjunto Operativo de la Policía Nacional Eugenio Pino, que negó que el dispositivo fuese ilegal

No obstante, la causa, que tiene como eje central al comisario jubilado y en prisión provisional José Manuel Villarejo, salpica ya también al que fue responsable de la Unidad Central de Apoyo Operativo de la Policía Nacional, Enrique García Castaño, entre otros mandos y agentes.

Precisamente, García Castaño estaba citado este miércoles a declarar por esta y otras líneas de investigación del 'caso Tándem', pero en la tarde del lunes el juez atendió a su solicitud de suspender la citación, de modo que será llamado de nuevo.

Declaraciones de los implicados

Tras interrogar como investigado al chófer de Bárcenas, Sergio Ríos, quien supuestamente sustrajo documentos al extesorero actuando como confidente policial, el juez también llamó a declarar al exdirector adjunto operativo (DAO) de la Policía Eugenio Pino, y al exjefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo (UCAO) de la Policía Enrique García Castaño, 'el Gordo', quienes defendieron la legalidad de la operación, que redujeron a un mero dispositivo para vigilar a Bárcenas tras conocerse su fortuna en Suiza.

En relación a estos hechos, también ha sido interrogado como investigado el policía Andrés Gómez Gordo, que fue asesor de la exsecretaria general del PP María Dolores de Cospedal, y que al igual que a los otros, el juez le impuso la prohibición de salir de España,entre otras medidas.

El extesorero del PP, que cumple condena por el 'caso Gürtel', y su mujer, Rosalía Iglesias, ya prestaron declaración por estos hechos y están personados en esta pieza del caso Villarejo como acusación por considerarse perjudicados por la 'operación Kitchen'.

Paralelamente a la investigación de Kitchen y al conocerse la existencia de esos documentos, Bárcenas y su esposa fueron imputados en la causa en la que otro juez de la Audiencia Nacional, José de la Mata, investiga la caja b del PP.