Ir a contenido

Memoria Histórica

Los Franco advierten a Moncloa de que los restos de su abuelo "no son un bien de domino público"

El Gobierno recibe el escrito de contestación a su acuerdo del 15 de febrero para exhumar al dictador

Juan José Fernández

Vista de la explanada de la basílica del Valle de los Caídos.

Vista de la explanada de la basílica del Valle de los Caídos. / MARISCAL (EFE)

"Se recuerda al Consejo de Ministros que los restos mortales del Excmo. Sr. D. Francisco Franco Bahamonde no son de su propiedad, ni constituyen un bien de dominio público del que el Gobierno pueda disponer a su antojo", dice un escrito que ha sido presentado por los nietos del dictador esta mañana en el complejo de Moncloa.

A 48 horas de que expirara el plazo de 15 días concedido por el Gobierno, los Franco han presentado su contestación negándose una vez más a la exhumación del Valle de los Caídos y, pese a no señalar lugar concreto de reinhumación, no renunciando a la posiblidad de la cripta de la catedral madrileña de La Almudena.

Este viernes, además, la familia presentará un recurso ante el Tribunal Supremo con, entre otros, el argumento enviado al Gobierno de que considera "nulo de pleno derecho" el acuerdo del Consejo de Ministros que ordenaba la exhumación el pasado 15 de febrero.

El escrito recibido por el Ejecutivo sostiene que el acuerdo de Consejo de Minstros "constituye una grave violación de los derechos a la igualdad ante la ley, a la libertad religiosa y a la intimidad personal y familiar".

Sin precedentes

Entre sus argumentaciones, los nietos del dictador señalan que "no hay precendentes en la historia de España de ningún cadáver español respecto del cual el Gobierno imponga o condicione un lugar de inhumación a sus familiares, careciendo absolutamente de título legal para ello".

El argumento ha causado sorpresa a fuentes de Justicia cercanas al proceso de exhumación de Franco: "Hubo un gobierno en la historia de España, el de Franco, que trasladó miles de cadáveres al Valle de los Caídos sin permiso ni notificación a las familias. Ese proceso fue ilegal; este, por el contrario, se lleva a cabo con todas las garantías y la cobertura de la ley".

El escrito recibido en Moncloa advierte de que va a ser presentado un recurso ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo, a la que, al tiempo, se pedirá la suspensión cautelar de la exhumación y del plazo concedido para señalar lugar de reinhumación.

En este asunto concreto, los Franco no señalan lugar, pero exigen que "en el hipotético caso de que se llevara a cabo la exhumación" el nuevo entierro "deberá realizarse, previas honras fúnebres y oficios religiosos correspondientes con arreglo al rito de la Iglesia Católica" en la sepultura que la familia tiene en La Almudena.

Reacción del Gobierno

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha denunciado que la familia de Franco "está en el empeño de obstruir a todo el país" el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica, al anunciar que presentarán un recurso ante el Tribunal Supremo contra la orden de exhumación de los restos del dictador.

Calvo ha apuntado que el Ejecutivo de Sánchez continuará el procedimiento "hasta el último elemento en el que será el Gobierno el que decida cuándo y dónde" se inhumará a Franco tras exhumarle del Valle de los Caídos.

"La familia no ha querido recoger los restos de su familiar, independientemente de que sea el dictador, son restos humanos, no lo han querido tratar de esa manera y el Gobierno va a cumplir la ley hasta el final", ha asegurado.

Así, y tras el anuncio de la decisión de la familia de recurrir al Supremo, la vicepresidenta ha recalcado que continúan con el procedimiento para cumplir con "una ley que ha sido votada en el Congreso de los Diputados sin ningún voto en contra". En este sentido, ha recordado que puesto que España es una democracia, "el Gobierno legítimo de una democracia debe ejecutar las leyes y hacerlas cumplir".

A esto, ha añadido que "la familia del dictador está en el empeño de obstruir a todo el país el cumplimiento de la ley" y ha reiterado que el dictador debe dejar de "ser exaltado en un enterramiento público".

Además, Calvo ha criticado que la familia del dictador Franco haya optado por plantear el escenario de "obstaculizar constantemente la aplicación de esta ley", aunque ha recordado que España es "un país que es un Estado de Derecho, con garantías para proteger derechos fundamentales".