Ir a contenido

TRAS SU DECLARACIÓN EN EL SUPREMO

Un juzgado investigará la difusión de la foto de la secretaria judicial

Montserrat del Toro denuncia la distribución de su imagen tras declarar ante el Tribunal Supremo

El Periódico

Asistentes a la concentración de Barcelona un año después del 20-S.

Asistentes a la concentración de Barcelona un año después del 20-S. / CARLOS MONTAÑES

La secretaria judicial del juzgado número 13 de Barcelona, Montserrat del Toro, que declaró el miércoles en el Tribunal Supremo durante el juicio al 'procés' en calidad de testigo, ha denunciado la difusión en redes sociales de su imagen.

La secretaria judicial, cuyo testimonio es vital para discernir si puede condenarse por un delito de rebelión a Jordi Sànchez y Jordi Cuixart por la concentración independentista frente a la sede del Departamento de Economia durante el 20 de septiembre del 2017, pidió que las cámaras del tribunal no distribuyeran su imagen, como así sucedió. Sin embargo, su foto empezó a circular enseguida en redes sociales como Twitter o Facebook.

La fiscalía superior de Catalunya había ordenado abrir una invistigación por la distribución de esa foto, pero se procederá a su archivo inmediato dado que la propia afectada ha presentado denuncia ante el juzgado de guardia de Barcelona.

"Determinadas personas y colectivos radicales han procedido a la publicación de la fotografía de la letrado de la Administración de Justicia, acompañada de diversas indicaciones que pueden facilitar su localización y de textos que incitan expresamente al ejercicio de la violencia física sobre su persona, aparte de otros de naturaleza claramente ofensiva y vejatoria", decía el escrito del fiscal.

Obstrucción a la justicia

Añadía que esos mensajes, "incompatibles con los mínimos estándares de convivencia exigibles", constituyen "una execrable reacción", y que pueden constituir un delito de "obstrucción a la justicia" u otros como descubrimiento y revelación de secretos o injurias con publicidad a funcionario público.

Por todo ello, el fiscal superior, Francisco Bañeres, abría diligencias y ordenaba a los Mossos d'Esquadra que identificaran a los autores de esos mensajes y les tomara declaración en calidad de investigados.

Apoyo de sus compañeros

Por otra parte, más de 2.000 secretarios judiciales de toda España se han manifestado este jueves a la entrada de los juzgados para exigir que se ponga "punto final" a los ataques que está recibiendo la secretaria del juzgado de instrucción 13 de Barcelona.

El grupo de Facebook Cuerpo Superior Jurídico de Letrados de la Administración de Justicia ha organizado estas concentraciones y elaborado un comunicado para apoyar a su compañera. El escrito recuerda que la secretaria declaró ayer de manera oculta en el juicio del 'procés' por temor a represalias y narró el episodio de "terror y miedo ante el asedio que padeció la comisión judicial" en el registro realizado en la consellería de Economía.

Los letrados de la administración de justicia apuntan que Twitter España permitió ayer la difusión de la imagen de Toro y de las opiniones vertidas sobre su compañera. "Se ha tolerado todo. Basta ya, exigimos poner punto y final al ataque hacia esta profesional", dice el manifiesto.

También se recuerda que los letrados de la administración de justicia realizan, como integrantes de una comisión judicial y como autoridad, miles de registros judiciales a lo largo de toda España, en cumplimiento de un mandato judicial y en defensa de la justicia y de los derechos tutelados por la Constitución. Aseguran que son "imparciales e independientes" en el ejercicio de sus funciones y, por tanto "no susceptibles de declarar conforme a intereses políticos.