Ir a contenido

Hay que legislar sobre ello "con carácter urgente"

Marlaska critica como "anomalía del sistema" que Vox sea acusación popular en el juicio del 'procés'

El ministro de Interior cree que está figura debe ser "reformulada de una forma clara y en profundidad"

El Periódico / Agencias

El ministro de Interior Fernando Grande-Marlaska.

El ministro de Interior Fernando Grande-Marlaska. / DAVID CASTRO

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, considera que es una "anomalía del sistema" que Vox sea acusación popular en el juicio al proceso soberanista en Catalunya.

En una entrevista en Rac1, ha dicho que es una figura que debe ser "reformulada de una forma clara y en profundidad" para evitar que quien la ejerza pueda instrumentalizarla y extralimitarse en sus funciones.

Ha llamado a legislar sobre ello "con carácter urgente" y se ha mostrado dispuesto a hacerlo en la próxima legislatura, ya que la acusación popular mal ejercida puede perturbar la democracia y el Estado de derecho, ha alertado.

Sin embargo, ha opinado que la figura de la prisión preventiva ya está "muy estudiada" y funciona correctamente, y en el caso del juicio del procés esta medida está acordada por el tribunal, valorando el conjunto de las circunstancias.

Jornada del 1-O

Preguntado por si hubo cargas policiales contra los votantes durante la jornada del referéndum del 1 de octubre, ha sostenido que lo que sucedió fue "la actuación de las fuerzas de seguridad del Estado ante una situación de orden público que se planteó ese día".

En ese sentido, ha dicho que las cargas policiales no siempre deben entenderse como una actuación indebida, ya que en ocasiones son "necesarias, razonables y proporcionales", aunque ha evitado pronunciarse sobre el caso del 1-O.

Marlaska también se ha pronunciado sobre el autobús de Hazte Oír que el pasado lunes circuló por Barcelona, del que ha valorado que está "en las líneas rojas de la libertad de expresión", ya que en un Estado de Derecho solo se debe limitar cuando conduzca a la violencia y este caso es confuso, ha apuntado.

El ministro también se ha pronunciado sobre la actividad del barco de Open Arms, que ha dicho que está paralizada por "una serie de irregularidades administrativas", y ha pedido que nadie dé lecciones al Gobierno, ya que favoreció el salvamento de 60.000 vidas el pasado año.