Ir a contenido

'Sí' al colectivo LGTBI en el Congreso tras el 'no' de Vox en el Senado

El senador de ultraderecha no apoyó la declaración impidiendo la lectura del texto en la Cámara alta

Los diputados reconocen que no han logrado implementar "instrumentos eficaces" contra el robo de bebés

Miguel Ángel Rodríguez

El hemiciclo del Congreso durante el debate de los Presupuestos.

El hemiciclo del Congreso durante el debate de los Presupuestos. / EFE

El pasado 19 de febrero se celebró el "Día contra la LGTBIfobia en el deporte". En esta misma fecha del año 990 Justin Fashanu se convirtió en el primer futbolista profesional en declararse públicamente homosexual. Para conmemorar este hecho, el PSOE impulsó en el Senado una declaración institucional. No obstante, el texto no pudo ser leído en la Cámara alta ante la negativa del único senador de VoxFrancisco José Alcaraz. Sin embargo, el Congreso ha decidido por unanimidad leer en el último pleno de la legislatura un texto en apoyo al colectivo LGBT. 

"El deporte sigue siendo un espacio que en muchas ocasiones se resiste a la aceptación y la promoción de la diversidad por orientación sexual o identidad de género", expone el documento refrendado por la totalidad de las fuerzas políticas presentes en la Cámara baja, donde el partido de ultraderecha no tiene representación.  En el texto, leído por la diputada del PP Alicia Sánchez Camacho,  los diputados reclaman que se entienda el deporte "como un espacio amable que ofrezca a las personas LGTBI recursos para una práctica inclusiva, segura y libre de discriminación". 

Este postulado parece no gustar a los de Santiago Abascal. Fuentes de la dirección de Vox explicaron la semana pasada que el veto se debe a que el documento apoya "garantizar la práctica deportiva de las personas trans e intersexuales de acuerdo a su sexo sentido". Una iniciativa que en el partido consideran que "pone en peligro a la mujer por la diferencia de fuerza física" entre ambos sexos.

"Desaparición forzosa de menores"

Los portavoces de todas las formaciones políticas del Congreso también han llegado al consenso para leer, en nombre de la Cámara baja, una declaración contra los "bebés robados" y la "desaparición forzosa de menores". La iniciativa, impulsada por Unidos Podemos, pone el foco en "la separación de miles de menores de sus familias, para darlos en adopción, o para que los inscribieran como hijos biológicos" en distintas etapas. 

Como remedio a estas situaciones, el Congreso señala que el camino que se debe seguir pasa por "dar una respuesta legal a las víctimas", "esclarecer los hechos denunciados" y ofrecer "todo el apoyo necesario para paliar la angustia". Sin embargo, el conjunto de partidos reconoce no haber logrado implementar medidas legislativas que eviten situaciones similares en el futuro y palien los daños ya causados: "Lamentamos no haber podido conseguir la aprobación de la ley en esta legislatura".

Temas: LGTBI Congreso