Casado marca distancias: "El voto útil solo lo materializa el PP"

El líder del PP pide a los suyos que "no se relajen" y avisa que si no capitalizan el voto de la derecha nada garantiza que puedan sumar para llegar a La Moncloa

Pablo Casado, durante el acto del PP en Granada.

Pablo Casado, durante el acto del PP en Granada. / EFE / PEPE TORRES

4
Se lee en minutos
Julia Camacho

El líder del PP, Pablo Casado, ha dejado claro este sábado en Granada que el principal temor que afronta su formación de cara al próximo ciclo electoral es que la división del voto en la derecha debilite las opciones para llegar a La Moncloa, de ahí que haya reivindicado el apoyo a su formación como el único “voto útil”. “Si vuelve a poder sumar Pedro Sánchez sumará con los mismos, y si nosotros no somos capaces de capitalizar nuestros votos en el máximo de escaños, será más difícil llegar a una mayoría alternativa”, ha asegurado en un mitin en Granada. Por eso ha tratado de marcar distancias con Ciudadanos, reprochando que la líder de la oposición en Catalunya Inés Arrimadas “viaje a donde están quienes han roto España”, lamentando la falta de liderazgo de quien “pese a ganar las elecciones, no han tomado ninguna medida para intentar gobernar” en aquella región.

En un acto en Granada, donde ha presentado la candidatura del partido a la alcaldía, Casado ha elogiado la gestión de su compañero de filas en Andalucía durante el apenas un mes al frente de la Junta. Juan Manuel Moreno Bonilla, ha dicho, ha demostrado que “cuando gobernamos lo hacemos bien” frente al “sectarismo” de unos, en alusión a Vox, y la “inexperiencia de otros”.

"Que no se relajen ni se equivoquen"

“El PP es la única fuerza que no falla y garantiza la unidad de España”, ha insistido, pidiendo a los militantes y votantes que “no se relajen pensando en que hay tres opciones ni se equivoquen pensando que la suerte está echada”. Casado se ha referido entonces a las acusaciones de la oposición cuando hablan “las tres derechas”, porque “aquí lo que es el PP, y enfrente, el frente popular”. “Se da por hecho que vamos pactar”, dijo, “pero no, salimos a ganar y a llegar a acuerdos con quienes podamos para beneficiar a todos los ciudadanos”.

En este punto, el líder de los conservadores ha subrayado que lo que está en juego en las próximas elecciones generales del 28 de febrero es una “España en blanco y negro con debates que enfrentan a los españoles o una España inclusiva en la que caben todos y nos podemos entender con todos”. Y ha confrontado su proyecto de país con el del PSOE, apoyado por “los independentistas, los comunistas de Podemos, y los batasunos”, con cuyo apoyo trató de “perpetuarse” al frente del Gobierno e intentará hacerlo de nuevo “si gana las elecciones”. “¿Vamos a jugar a la ruleta rusa o apartamos las encuestas de un día y apostamos por el futuro?”, se ha preguntado.

Casado ha arremetido entonces contra Pedro Sánchez y el PSOE aludiendo a las informaciones que apuntan a que el jefe del Ejecutivo estuvo dispuesto a permitir que un mediador del conflicto del Ulster en Irlanda del Norte intermediara en el conflicto soberanista catalán. También le ha reprochado que haya sido el “presidente ausente” en la crisis de la frontera de Venezuela. “Le debe tanto a los comunistas de Podemos que tardó 12 días en reconocer al presidente legítimo de Venezuela, Juan Guaidó”, apuntó, “y nunca va a criticar lo que está haciendo un sátrapa”. Mientras el líder socialista centra sus objetivos en los dictadores muertos, en alusión a la exhumación de Francisco Franco, dijo, el PP combate a los dictadores vivos “y todas las dictaduras, sean de izquierdas o derechas”.

Noticias relacionadas

Sin mención a la violencia machista

El líder de los populares ha defendido además a su partido como la formación con una apuesta más clara por las políticas sociales, y ha llegado a asegurar que el PP ha sido el partido que “más dinero ha destinado a la lucha contra la violencia de género”. No ha hecho sin embargo mención a la polémica generada esta semana por la petición de Vox de conocer los datos personales de todos los empleados en las unidades de valoración de las víctimas contra la violencia de género,  una propuesta que la oposición califica de "purga" y persecución dada la intención de la formación de ultraderecha de combatir las leyes contra la violencia machista y la "ideología de género". De la misma manera, el presidente de la Junta Juan Manuel Moreno tampoco ha hecho alusión alguna al asunto ni ha mencionado expresamente la lucha contra la violencia de género, limitándose a criticar la “estrategia” y los “cantos al miedo” con los que el PSOE trata de presentar al nuevo ejecutivo andaluz como “unos ogros en un relato que nadie cree”. “Vamos a hacer reformas de mucho calado, a poner a la administración al servicio de la creación de empleo, pero a pesar de eso, quiero que todo el mundo sepa que en materia de proteger al más vulnerable no vamos a dar ni un paso atrás”, ha asegurado, “este gobierno sabe proteger a quien lo pasa mal”.