Ir a contenido

veredicto del jurado

Absueltos los seis acusados por el espionaje del PP de Madrid

Tres de los procesados anuncian que se querellarán por los daños que se les ha causado en estos 10 años

Europa Press

La expresidenta del PP madrileño Esperanza Aguirre.

La expresidenta del PP madrileño Esperanza Aguirre.

El Jurado Popular de la Audiencia Provincial de Madrid seleccionado para el juicio del espionaje político a exaltos cargos del PP de Madrid ha absuelto este jueves a los seis acusados de un delito de malversación de caudales públicos. Tres de ellos han anunciado ya que presentarán querellas por los daños que se les ha causado durante los 10 años que ha durado este procedimiento, en el que la Fiscalía ha pedido la absolución.

El portavoz del jurado ha declarado no culpables al exdirector de Seguridad Sergio Gamón; al exsubdirector Miguel Castaño; a tres guardias civiles y al técnico de la Administración regional que se han sentado en el banquillo. Todos han sido considerados inocentes por unanimidad menos Gamón y Castaño, que lo han sido por mayoría.

Con el veredicto, se pone fin a un proceso que nunca ha llegado a "la verdad", según varios de los acusados. Pese a la retirada de los 'espiados', Alfredo Prada y Manuel Cobo, el juicio siguió adelante con las acusaciones del PSOE y de la Comunidad de Madrid, convencidos de que los hechos habían quedado acreditados en la vista oralon en sus conclusiones.

Vendidos como "carnaza"

En su alegato final, cuatro de los acusados atribuyeron la acusación a "un sucio montaje político, periodístico y policial" en el que han sido "víctimas de la corrupción política" y "del sistema" al ser vendidos como "carnaza" para "ocultar la verdad" que hay detrás de "detectives" que habrían sido contratados por "los dos grandes partidos políticos".

El abogado Javier Vasallo, que defiende a Luis Caro Vinagre, presentará una querella contra los investigadores de la Uedf que llevaron el atestado y contra el exfiscal Manuel Moix a raíz de las declaraciones del excomisario Jaime Barrado, quien admitió que se prevaricó en la investigación policial.

En su comparecencia final, José Oreja, Antonio Coronado, José Manuel Pinto y Luis Caro Vinagre denunciaron que la acusación está relacionada con "el bosque oscuro de la corrupción" implicando a los excomisarios de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (Udef) que instruyeron el atestado y el exfiscal jefe Manuel Moix.

Lluvia de querellas

Tres de los absueltos del caso del espionaje político en Madrid han anunciado a través de su letrado que emprenderán acciones legales contra los que durante 10 años han dicho "barbaridades" de manera "torticera" y con "mala fe" contra sus personas.

"Por fin se ha hecho Justicia. Hemos tardado 10 años en hacerlo", ha aseverado el abogado Ramón González Bosch, quien lleva la defensa de José Oreja, José Antonio Coronado y José Manuel Pinto.

El abogado ha destacado que confiaba en el Jurado Popular, que ha declarado la no culpabilidad de sus clientes. "Ahora, con los hechos probados, veremos si alguien ha acusado de manera torticera y deberá responder ante la Justicia", ha aseverado.

A preguntas sobre una querella contra los excomisarios de la Udef que habrían presuntamente prevaricado en la investigación, ha replicado que primero irán "contra los periodistas que durante 10 años han incurrido en una evidente injusticia".

Deducción de testimonio

Además, ha dicho que las actas y el veredicto tienen que ser tenidos en cuenta por otros magistrados y pedir testimonio para que sirva "en otras acciones penales".

Tras apuntar que están "contentos" con el veredicto, el abogado Enrique Molina, letrado de Sergio Gamón y Miguel Ángel Castallo, ha recalcado que "no hubo seguimientos", si bien ha subrayado que sí "hay responsabilidades" en el origen de la causa que aún están pendientes. Seguidamente, ha lamentado que el paso del tiempo impedirá averiguarlo.