Ir a contenido

EN PLENO JUICIO DEL 'PROCÉS'

El Rey: "No es admisible apelar a una supuesta democracia sin respetar la ley"

Felipe VI hace una cerrada defensa del Estado de derecho y el respeto a la legalidad, al tiempo que apela a la convivencia

Efe

El rey en la clausura del Congreso Mundial del Derecho: No es admisible apelar a una supuesta democracia sin respetar la ley / Javier Lizón / EFE (VIDEO: EFE)

El rey Felipe VI ha afirmado este miércoles que "no es admisible apelar a una supuesta democracia por encima del derecho, pues sin el respeto a las leyes no existe ni convivencia ni democracia, sino inseguridad, arbitrariedad y, en definitiva, quiebra de los principios morales y cívicos de la sociedad". Coincidiendo con las primeras sesiones del juicio contra los dirigentes independentistas del 'procés', aunque sin referirse explícitamente en ningún momento a ello, el Monarca ha hecho una cerrada defensa del Estado de derecho y el respeto a la ley, al tiempo que ha apelado a la convivencia y ha garantizado la independencia y neutralidad de la Corona. 

El Rey ha lanzado este mensaje en la clausura del Congreso Mundial del Derecho, una ceremonia en la que, acompañado por Letizia, ha recibido el Premio Mundial de la Paz y la Libertad que le ha otorgado la Asociación Mundial de Juristas.

También ha asegurado que recibía el premio con la firme convicción de que el respeto al Estado de derecho en un régimen democrático no es solo la garantía de los derechos y libertades, sino pilar esencial del regular funcionamiento de las instituciones y fundamento de la convivencia y del progreso en paz y en libertad de sus ciudadanos.

El hecho de que el congreso de juristas se celebre en Madrid es, según Felipe VI, una muestra de confianza en un Estado social y democrático de derecho "completamente asentado", pese a las dificultades que aquejan en todo el mundo a las instituciones democráticas.  

Derecho y democracia

En un momento como el actual, el Rey considera necesario reafirmar el compromiso con la democracia constitucional, ya que para él democracia y Estado de derecho son realidades inseparables. "De ahí que la defensa de la democracia deba ser al mismo tiempo la defensa del Estado de derecho. Sin democracia el derecho no sería legítimo, pero sin derecho la democracia no sería real ni efectiva", ha advertido antes de proclamar que no tiene sentido ni es admisible apelar a una supuesta democracia por encima del derecho. "Que no hay libertad sin leyes se ha sabido siempre. También que sin leyes no puede haber democracia", ha añadido citando a AristótelesCicerón y Octavio Paz para reforzar su argumento.  

"La Constitución ha sido, es y será la guía de todos mis actos. Y la independencia y la neutralidad de la Corona -ha recalcado- mi permanente compromiso cívico con España, al servicio de la democracia y de la libertad". Por último, ha reconocido que la democracia española ha tenido que hacer frente a dificultades "serias y graves", pero se ha mostrado convencido de que "la España constitucional ha demostrado su fortaleza democrática, sus firmes principios y sus convicciones sólidas y profundas".

La Casa del Rey también ha informado de que Felipe VI entregará el próximo lunes, día 25, en Barcelona el Premio Reino de España a la Trayectoria Empresarial al directivo catalán Mariano Puig, después de participar en el acto de inauguración del Mobile World Congress (MWC).

Apoyo de Felipe González

Este mismo miércoles, Felipe González ha realizado una defensa pública del Rey por su discurso del 3 de octubre del 2017, justo después del referéndum independentista en Catalunya. 

Para el expresidente del Gobierno, aquel era un "momento decisivo" en el que fue importante escuchar la voz del jefe de Estado. ""No podemos presenciar que representantes del Estado se sientan contra el Estado en lucha para destruir al Estado", ha zanjado.