Ir a contenido

ELECCIONES

Ximo Puig deja aún abierta la opción de hacer coincidir las autonómicas valencianas con las generales

El president de la Generalitat admite que es "posible" aunque también "poco probable" adelantarlas del 26 de mayo al 28 de abril

Enfría un frente progresista para el Senado y carga contra Toni Cantó tras asegurar éste que no parctarían con el PSPV

Nacho Herrero

Puig habla, tras la toma de posesion de la nueva fiscal del TSJCV, con la propia Teresa Gisbert y la Fiscal General del Estado, María José Segarra

Puig habla, tras la toma de posesion de la nueva fiscal del TSJCV, con la propia Teresa Gisbert y la Fiscal General del Estado, María José Segarra / MIguel Lorenzo

“Es improbable pero es posible”. Con esta ambigüedad, escapó este martes Ximo Puig de la cuestión de si tiene decidido ya adelantar las elecciones autonómicas de la Comunitat Valenciana del 26 de mayo al 28 de abril para hacerlas coincidir con las elecciones generales, una opción que estudian en su núcleo duro.

El secretario general del PSPV deslizó que en breve podría despejar definitivamente la incógnita sin apurar al máximo el plazo de disolución de Les Corts que le permitiría juntar ambos comicios. “Hay una fecha clara que es el 5 de marzo pero no creo que haya que esperar hasta ahí”, explicó a la salida del acto de toma de posesión de Teresa Gisbert como Fiscal Superior de la Comunitat Valenciana.

La posibilidad de una adelanto electoral se discutió hace unos meses porque Puig siempre ha defendido que la Comunitat debería tener un calendario propio como el resto de nacionalidades históricas. Finalmente, la idea, a la que se oponían sus socios de Compromís y Podem, se deshecho en aras de la estabilidad y de las leyes que aún se podían sacar adelante.

La decisión de Pedro Sánchez de adelantar las generales ha reabierto ahora el debate, aunque tanto Compromís como Podem y Esquerra Unida, que irán juntos, rechazan de moment la propuesta.

Puig aprovechó también para enfriar la posibilidad de concurrir en esos comicios con una lista unitaria progresista al Senado, una suerte de ‘entesa’ que él mismo impulsó en las anteriores y que fue vetada por la ejecutiva del PSOE y que ahora Compromís ha vuelto a plantear

“Estamos dispuestos a escuchar pero las circunstancias de este momento no favorecen desde una perspectiva a planteamientos cerrados, de confrontación. Sería bueno que se superaran los bloques y sería bueno que cada uno tenga su propuesta”, ha apuntado.

Cantó, el insultador

El president valenciano también ha sido preguntado por el hecho de que, tras anunciar Ciudadanos que no pactará con el PSOE tras los comicios generales, Toni Cantó, su candidato a las autonómicas valencianas, asegurara que tampoco en la Comunitat pactarían "con el PSC valenciano".

"Respeto a todo el mundo incluso a los que insultan habitualmente, a los que quieren fracturar la sociedad valenciana y no apuestan por la convivencia. Ese es un papel bastante poco relevante para una sociedad que quiere sumar y mirar hacia delante. La sociedad valenciana no va a querer mirar al peor de sus pasados", ha señalado Puig.

"Estoy diametralmente en contra del fanatismo y del sectarismo, estoy dispuesto a hablar con todo el mundo, lo he hecho como presidente y lo hará siempre. Incluso con aquellos que faltan el respeto de una manera habitual a la inteligencia de la sociedad valenciana", ha concluido en referencia a Cantó.