Ir a contenido

MOVILIZACIONES

Calendario de protestas por el juicio del 'procés': todas las fechas

Júlia Regué Roger Pascual

Calendario de protestas por el juicio del 'procés': todas las fechas

FERRAN NADEU

Manifestaciones 'unitarias'

Partidos, entidades y sindicatos soberanistas se han conjurado para impulsar convocatorias durante el primer tramo del juicio al 'procés'.

Bajo el lema 'La autodeterminación no es ningún delito', han convocado una manifestación en Madrid el próximo 16 de marzo a las 18 horas junto a entidades madrileñas "a favor del derecho a decidir". 

Según detallaron en una rueda de prensa en el Palau Robert de Barcelona, los firmantes son la ANC, Òmnium Cultural, Junts per Catalunya, ERC, CUP, Catalunya en Comú, USTEC-STEs, Intersindical-CSC, la FEDE-Organitzacions per la Justícia y la FAPAC, entre otras organizaciones. 

Ya celebraron una multitudinaria marcha en Barcelona el sábado 16 de febrero a lo largo de la Gran Vía, desde la plaza de España hasta la plaza de Universitat; y promovieron una jornada de protestas el día del arranque de la vista en el Tribunal Supremo, con un paro de 10 minutos a las 12 horas que culminó con manifestaciones en las capitales de provincia

CCOO UGT de Catalunya se concentraron también ante sus respectivas sedes. A través de comunicados, defendieron que, para avanzar en la resolución de un problema político, "hace falta devolver al terreno de la política la solución de un contencioso que nunca se tendría que haber judicializado".

Huelga general

La Intersindical-CSC, artífice de los paros del 3-O y el 21-D, ha convocado una huelga general el próximo 21 de febrero, después de aplazar la convocatoria prevista para el día 7. El sindicato minoritario registró su protesta en solitario, pero recogió al poco tiempo el apoyo de las entidades y partidos soberanistas. De hecho, el pleno previsto en el Parlament ha sido pospuesto y el Govern ha suspendido su agenda pública.

A nivel laboral, apuesta por la convocatoria el sindicato mayoritario de enseñanza USTEC-STEs, la sectorial de Enseñanza de la CGT, el Sindicat de Estudiants dels Països Catalans (SEPC), la Assemblea en Defensa de les Institucions Catalanes, Universitats per la República, Sindicalistes per la República y la IAC. Ni CCOO ni UGT la secundan.

El motivo oficial al que alude la central es exigir la derogación "completa" de la reforma laboral del PP del 2012, coincidiendo con el séptimo aniversario de su aprobación. Acompañan la demanda con reivindicaciones como un salario mínimo interprofesional específico para Catalunya de 1.200 euros, la recuperación de las leyes sociales aprobadas en el Parlament y suspendidas por el Tribunal Constitucional, la plena igualdad de género en los centros de trabajo y el avance hacia un modelo de función pública "de calidad con condiciones laborales dignas".

Assemblea Nacional Catalana (ANC)

La entidad liderada por Elisenda Paluzie ha fijado un calendario repleto de movilizaciones nacionales e internacionales. 

Las primeras se celebraron el día del arranque de la vista en el Tribunal Supremo, el 12 de febrero, en el que se conjuraron a las 19 horas en las capitales de las veguerías: Barcelona, Girona, Lleida, Tarragona, Vic, Manresa y en algún punto de las Terres de l'Ebre. Paralelamente, convocaron marchas junto a la plataforma soberanista vasca Gure Esku Dago en Donostia, Bilbao, Gasteiz y Pamplona. 

Durante la primera semana del juicio por el 1-O también se manifestaron en las principales ciudades europeas y hasta en Estados Unidos. Las convocatorias fueron el 4 de febrero en Niza; el día 9 en Hamburgo, Frankfurt, Stuttgart, Karlsruhe, Colonia, Bastia y Ajaccio; el 10 en París; el 12 de febrero en Bruselas, Ginebra, Londres, Roma, Manchester, Basilea, Glasgow, Edimburgo, Aberdeen, Luxemburgo, Buenos Aires, Washington y Andorra la Vella; y el 16 en México, Berlín, Copenhague y Múnich. Quedan pendientes de agenda las concentraciones en Zúrich y Dublín.

Más allá de la agitación en las calles, protagonizarán 'performances' en París, Londres, Bruselas, Berlín, Roma y Ginebra que consistirán en decorar plazas y avenidas con imágenes de la celebración del referéndum y en empapelar vallas publicitarias con lemas de su campaña 'Self-determination is a right, not a crime" (La autodeterminación es un derecho, no un delito). 

En Catalunya, seguirán con el señalamiento a los "incumplimientos" del Govern de Quim Torra, al que tacharon en un audiovisual de "autonomista". La 'concentración permanente' en la plaza de Sant Jaume de la capital catalana con una pancarta que reza: "¿Qué hacéis para aplicar el mandato del 1-O?", será sostenida por turnos de voluntarios hasta el 1 de marzo.

Eso sí, fuentes de la entidad no descartan otras convocatorias espontáneas siguiendo el rumbo que marcó Paluzie cuando, tras ocupar la sede de la Comisión Europea en Barcelona, indició que preparaban "acciones más directas".

Òmnium Cultural

Òmnium Cultural también estrena campaña propia ('Judici a la Democràcia') con un lema usado como estrategia de defensa: el 'Jo Acuso'. "No es el momento de defendernos de nada, sino de acusar este Estado", enfatiza la entidad a cada discurso público - de igual modo en el escrito de defensa de su presidente Jordi Cuixart, presentado como "escrito de acusación"-. 

Más allá de dar apoyo a los encuentros europeos, celebrarán "más de 1.000 juicios populares", empapelarán hogares y buzones para denunciar este procedimiento judicial, encuadernarán un dosier gratuito sobre las sesiones y montarán tenderetes en la calle para difundir información.

Comitès de Defensa de la República (CDR)

Los CDR fueron los primeros en sembrar las semillas para una huelga general. Difundieron desde el pasado 14 de enero mensajes a través de las redes sociales junto a un comunicado en el que aseguraban que estaban en contacto con los sindicatos que impulsaron el 3-O para estudiar un paro. "Se ha terminado el tiempo de las manifestaciones, ahora queremos romper el 'contrato social'", versaba el texto, junto a etiquetas como 'tumbemos el régimen' o 'juicio farsa'. Asimismo, lanzaron lemas contra el Ejecutivo catalán por no liberar a los independentistas encarcelados. Aún así, más allá de la convocatoria de huelga general, siguen sin dar pistas públicas sobre sus acciones previstas.

Comuns, Podem y el 'factor Nuet'

Desde los comuns se ha insistido en que apoyarán todas las movilizaciones del denominado "frente antirepresivo". En este sentido, Catalunya en Comú se sumará a las movilizaciones que sean "transversales y unitarias". Además preparan también actos propios, sobre todo teniendo en cuenta que el único político no independentista encausado en este proceso es Joan Josep Nuet. El lunes se presentó una campaña de apoyo al exmiembro de la Mesa del Parlament que incluirá charlas por todo el territorio, que convergerá en muchos casos con las que tiene previsto realizar Òmnium. 

Sobiranistes, la plataforma impulsada por Nuet, ya ha anunciado que tiene previsto participar en el "paro de país". Podem Catalunya ya ha dejado claro que no participará en esta huelga general y supedita su presencia en las manifestaciones en Madrid y Barcelona al eslogan de la convocatoria. 

Impacto en el Parlament

La Junta de Portavoces acordó suspender las actividades del Parlament que estaban previstas para el día del arranque del juicio y aplazar el pleno previsto para el 20 y 21 de febrero, al coincidir con la convocatoria de huelga general.

Asimismo, con los votos de los tres partidos independentistas y de Catalunya en Comú, acordaron una declaración en la que reclamaba que una delegación de diputados acuda de forma permanente al juicio. El presidente de la Cámara catalana, Roger Torrentla leyó públicamente en el auditorio, y enfatizó los puntos en los que se exige la excarcelación de los líderes del 'procés' y el fin de la judialización de la política. Los portavoces de JxCat y ERC en el Parlament, Albert Batet y Anna Caula serán los representantes que la Cámara catalana tiene garantizados entre el público de la sala del Tribunal Supremo, además del que tiene reservado para Torrent.

Desde la CUP, son constantes los llamamientos a "pararlo todo" mediante la "desobediencia civil y popular masiva", amparados bajo la plataforma 'Alcémonos', junto a otras organizaciones de la Esquerra Independentista. En la bancada del Govern, tanto Junts per Catalunya como ERC secundan todas las movilizaciones propuestas y estudian interrumpir la actividad parlamentaria con su ausencia a las comisiones los días que declaren los acusados.