Ir a contenido

LA POSCONVERGENCIA

El PDECat hará primarias para escoger a su candidato a las generales

Bonvehí se muestra partidario de la fórmula JxCat pero abierto a un análisis al respecto

Admite un debate interno sobre la precipitación de los comicios estatales

Fidel Masreal

David Bonvehí, en una imagen de archivo.

David Bonvehí, en una imagen de archivo.

El PDECat vive en la indefinición. Solo faltaba la convocatoria anticipada de las elecciones generales -tras el fracaso de los Presupuestos del Estado por el veto de los posconvergentes y Esquerra- para acabar de sacudir el avispero en el que se ha convertido lo que hace tan solo unos años era el partido del orden. Así, la comparecencia del presidente de la formación, David Bonvehí, tras la ejecutiva del partido fue el reflejo de esta inconcreción: sí, se pretende ir a las generales bajo la fórmula de Junts per Catalunya, es decir, pactando con el espacio propio que aglutina el 'expresident' Carles Puigdemont, pero sin renunciar a las elecciones primarias del partido. Una cosa y la otra son difícilmente encajables.

El resumen de esta inconcreción es la siguiente frase: "Habrá proceso de primarias y debates internos totalmente democráticos. Pero somos un partido consciente de la situación del país y que hemos de escuchar a otra gente que ha hecho el camino con nosotros este último año, escucharemos a todos antes de decidir el mejor momento de iniciar estos procesos". Es decir, se escuchará a la militancia pero si conviene, no del todo.

Ya ha sucedido en el caso de la candidatura al Ayuntamiento de BarcelonaNeus Munté se impuso en las primarias que llevó a cabo la organización. Pero los intereses de Puigdemont -que se fotografió con Munté cuando esta logró la victoria- pasaban por una lista más transversal. Con menos aroma PDECat, en definitiva. Y así se ha ido forjando la lista que presumiblemente se presentará en los próximos días, con el 'exconseller' Joaquim Forn, la actual 'consellera' Elsa Artadi, la citada Munté y el también 'exconseller' Ferran Mascarell

Petición de generosidad

Pero esta lista se está todavía cocinando, en una batalla larga que anticipa la de la lista de las generales. Los partidarios de Puigdemont piden de nuevo al partido generosidad para una candidatura transversal y que plante cara en Madrid prometiendo exigencias sobre autodeterminación a Pedro Sánchez si su investidura dependiera de los independentistas. Esto pasaría obviamente por no situar al frente ni a Carles Campuzano, ni a Jordi Xuclà o a Ferran Bel. El nombre del diputado de JxCat Eduard Pujol sería bienvenido. O el de alguno de los presos del 'procés', que dejarían las primarias en papel mojado, dada la autoridad que genera su perfil. Es lo que se ha hecho con Forn en Barcelona.

Frente a estas opiniones están las de los fieles al espacio clásico posconvergente, que no quieren vender sus derechos electorales en Madrid sin antes dar batalla. Las espadas están en alto, Bonvehí no resolvió este lunes ninguna incógnita, salvo admitir que les invade la prisa para cerrar las listas de Barcelona, el Congreso y las europeas.

Mientras tanto, la Crida acordó este lunes consultar a sus asociados cómo afrontar la cita electoral del 28 de abril. 

Temas: Catalunya