Ir a contenido

PRESUPUESTOS TUMBADOS

Policías y Guardias Civiles exigen al Gobierno que cumpla con la equiparación salarial antes de dejar el poder

Los sindicatos policiales piden a Marlaska un Real Decreto-Ley "urgente" que habilite el pago del segundo tramo del pacto de equiparación antes de las elecciones

Juan José Fernández

El ministro de Interior Fernando Grande-Marlaska.

El ministro de Interior Fernando Grande-Marlaska. / DAVID CASTRO

La equiparación salarial entre los agentes de las Fuerzas de Seguridad del Estado y los de las policías autonómicas es una de las medidas de gasto bloqueadas con la derrota de los prespuestos del Gobierno Sánchez, pero los policías nacionales y los guardias civiles no están dispuestos a que se aplace.

Los cuatro sindicatos más representativos del Cuerpo Nacional de Policía, SUP; CEP; UFP y SPP han escrito una carta a la secretaria de Estado de Seguridad, Ana Botella, pidiéndole que "articule de manera urgente y con toda la celeridad necesaria el proyecto normativo que garantice el cobro de la parte de la equiparación salarial de 2019".

Al tiempo, la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) y otras cinco asociaciones profesionales de ese cuerpo han remitido un escrito al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, expresándole su temor de que "la no aprobación del Proyecto de Presupuestos Generales del Estado supone la no aplicación de las partidas destinadas a hacer posible el segundo tramo del Acuerdo de equiparación salarial entre los policías estatales y los Mossos d’Esquadra, en la cantidad de 250 millones de euros". 

Como a otros funcionarios

Ambos escritos fueron enviados en la tarde de este miércoles. Policías y Guardias Civiles piden que, por la vía del Real Decreto, el Gobierno active el gasto antes de la celebración de elecciones. "También por real decreto se les subió el sueldo al resto de funcionarios del Estado el 27 de diciembre pasado", recuerda Ramón Cossío, portavoz del SUP, sindicato mayoritario de la Policía.

La carta de los policías le cita a la secretaria de Estado Botella que, el pasado 29 de enero, aseguró en la Comisión de Interior del Congreso que, aunque no fueran aprobados los Presupuestos Generales, "se dispondrá el mecanismo administrativo correspondiente para que se cobre cuanto antes; es un compromiso y lo vamos a hacer, está la partida reservada". A falta de los resultados de una auditoría salarial de Interior, el segundo tramo de equiparación debería suponer un aumento medio de 100 euros en la nómina mensual de policías y guardias este año.

"Que el pacto de equiparación salarial se publicara en el BOE –explica Ramón Cossío– es una garantía de que no se quedaría en papel mojado. Hemos esperado cuarenta años a que nuestros sueldos se equiparen, y no hay razón para esperar más".

Juan Fernández, portavoz de la AUGC, considera que "hay plazo y fórmulas legales para materializar el segundo tramo del acuerdo de equiparación salarial. Recordamos que la fórmula esperada era a través de los Presupuestos Generales, pero ahora esta opción está desacartada; nos queda, y así lo esperamos, que por Real Decreto se logre esta justa equiparación".

El SUP exige que no se deje en manos de un futuro gobierno, y tras las elecciones, el cumplimiento de una medida "en la que ya deberían estar trabajando preparando el correspondiente Real Decreto", sostiene Cossío.

Los sindicatos policiales no descartan ningún tipo de movilización posible, incluso en plena campaña electoral, si no se cumple su petición. El portavoz de la AUGC, por su parte, considera que "el Gobierno que salga de las urnas tendrá una patata caliente nada más llegar, porque seremos beligerantes hasta que se consiga este histórico acuerdo".

Contribuye a tensionar el clima en los cuerpos policiales el amplio panorama electoral. Además de las elecciones políticas planteadas (generales, europeas, autonómicas y municipales), en el calendario de 2019 hay también otras elecciones clave: las sindicales de la Policía, previstas para junio.