Ir a contenido

LA ESTRATEGIA CONSERVADORA

El PP sugiere que hay "acuerdos secretos" para indultar a los presos

García Egea denuncia el uso "político" que hace Vox de la acusación popular

Rivera pide que "no se presione a los jueces" ni "se les acose" en Catalunya

Pilar Santos

El líder del PP, Pablo Casado, en una foto de archivo.

El líder del PP, Pablo Casado, en una foto de archivo. / JORGE GUERRERO (AFP)

En el primer día del juicio, el PP sembró dudas sobre posibles “acuerdos secretos” del Gobierno de Pedro Sánchez para indultar a los independentistas que se sientan en el banquillo. El mensaje llegó por doble vía: el partido lo insinuó por escrito en una “declaración institucional” y también lo dejó caer el secretario general, Teodoro García Egea, en una rueda de prensa. Parece que los populares asumen que Sánchez seguirá en la Moncloa tras las próximas elecciones para gestionar esa medida de gracia.

“No se entiende que si el PSOE no estuviera pensando en indultar a los presos, posiblemente condenados tras el juicio, estuviese bloqueando estas iniciativas”, afirmó García Egea en referencia a una propuesta de su grupo para evitar que puedan quedar en libertad por decisión del Gobierno los condenados por rebelión y otra sobre la petición para que vuelva a tipificarse como delito la convocatoria ilegal de un referéndum.

En el comunicado los conservadores exigieron a Sánchez que garantice "el normal funcionamiento del juicio" y pidieron al Ejecutivo que "no interfiera" en las decisiones que pueda tomar el Tribunal Supremo "negociando pactos o acuerdos secretos que desnaturalicen las actuaciones de la justicia". Según fuentes de la dirección del PP, esa advertencia del documento se refiere a los indultos y a la negociación de las 21 reivindicaciones planteadas por Quim Torra, entre ellas el derecho de autodeterminación. Estas fuentes recuerdan que algunos políticos socialistas, como la actual delegada del Gobierno en Catalunya, Teresa Cunillera, y el líder del PSC, Miquel Iceta, abordaron hace unos meses la posibilidad de concederles esa medida de gracia.

Sin citar a Rajoy

En la declaración institucional, los populares se afanaron en reivindicar el papel del “Gobierno del PP” (sin citar a Mariano Rajoy) para llevar a los soberanistas ante la justicia. Es su manera de marcar perfil ante Vox, que va a poder utilizar su participación en el juicio, como acusación popular, para seguir avanzando en las encuestas ante unas elecciones municipales, autonómicas y europeas en mayo y el probable adelanto de las generales. García Egea dejó ver el malestar que ese papel preponderante del partido ultra genera en el PP. “Si hay partidos que utilizan la acusación particular para hacer política, pues es algo que hace daño a la justicia”, denunció. Pero mientras no se reforme, la acusación popular la pueden ejercer los partidos, como ha ocurrido, por ejemplo, con el PSOE en escándalos de corrupción del PP.

El líder de Vox, Santiago Abascal, acompañó a su secretario general, el abogado Javier Ortega Smith, a la puerta del Supremo y habló ante la prensa para quejarse de que Quim Torra estuviera “entre el público y no en el banquillo”. Demuestra, a su juicio, que “el golpe sigue vivo”.

Albert Rivera, presidente de Ciudadanos, pidió que “no se presione a los jueces” ni se les “acose en Catalunya” y reprochó a los independentistas que ahora se “lamenten” de su situación.