Ir a contenido

Protesta

El documental 'Dos Cataluñas' devuelve un premio al habérselo entregado Puigdemont

Sus directores renuncian al galardón Cinema for Peace entregado el lunes por el expresidente catalán en la Berlinale al asegurar que el acto "no fue imparcial"

Carles Planas Bou

El expresidente catalan Carles Puigdemont entrega el premio a Álvaro Longoria, director del documental Dos Cataluñas.

El expresidente catalan Carles Puigdemont entrega el premio a Álvaro Longoria, director del documental Dos Cataluñas. / EFE / FELIPE TRUEBA

Ya es casi una tradición. Cada año un problema político asoma la cabeza durante la Berlinale, el Festival Internacional de Cine de Berlín. Esta vez tampoco ha sido distinto y ha tenido marcado el nombre de un breve pero antiguo residente de la capital alemana: Carles Puigdemont. Este lunes por la noche el expresidente catalán participó en la gala de los premios ‘Cinema for Peace’, entregando el galardón al documental ‘Dos Cataluñas’, sin embargo este martes los directores de la obra han asegurado haber renunciado a este reconocimiento al considerar que con la presencia de Puigdemont el acto "se politizó".

Ante la inesperada presencia, aseguran, del líder independentista catalán, los responsables de esta producción han devuelto el trofeo a la Fundación ‘Cinema for Peace’ junto a un carta en la que se critica el acto de entrega. "Creemos que el acto de entrega no ha sido imparcial y le ha fallado a nuestra ética profesional y uno de los principios claves de nuestro documental, la neutralidad”.

Esta fundación con sede en Berlín parece sorprendida con la decisión de los directores del documental, Álvaro Longoria y Gerardo Olivares. Contactados por este diario, los responsables de prensa de ‘Cinema for Peace’ han asegurado “no tener información alguna” de la devolución del premio que entregaron a la producción de Netflix sobre Cine para la Paz y la Justicia, una categoría en la que también participó el documental español ‘El Silencio de Otros’, sobre las víctimas del régimen franquista. "Lo mínimo que puedo pedir es que no me utilicen para un campaña política", explica Longoria, en una conversación telefónica con este periodista. "Han jugado con nosotros".

Ser neutrales

Aunque los directores habían sido avisados de la presencia de Puigdemont pidieron tanto a la organización como a Netflix que la gala no se politizase. Antes de entregar el galardón, el ‘president’ recordó a los presentes que este martes se iniciaba el juicio en Madrid contra los miembros del gobierno catalán, la expresidenta del parlamento y líderes sociales “por organizar un referéndum de independencia sobre nuestro país”. Puigdemont también remarcó que políticos catalanes como él se han visto obligados “a vivir en el exilio”.

“Parecía un mitin político", ha lamentado Longoria. La intervención del ‘expresident’ no gustó nada a los responsables de este documental que cuenta con hasta 85 entrevistas para retratar los últimos días del ‘procés’ antes del referéndum del 1-O, un documento cuyo objetivo era mantener una "posición neutral". "Cuando te dan un premio esperas que represente unos valores con los que estás de acuerdo y politizar el acto no lo es", ha recordado Longoria. “Devolver el galardón era lo más congruente".

Cine para la paz

Establecida en la capital alemana, la fundación Cinema for Peace es un organismo que aboga por el conocimiento y la paz. A pesar de que no forma parte de la Berlinale, los organizadores aprovechan el eco mediático del festival berlinés para realizar su particular gala de entrega de premios —que celebra desde el 2002— en los que se reconoce a obras cinematográficas de este perfil. La fundación cuenta con Mijaíl Gorbachov como presidente honorífico y con artistas como la intérprete Charlize Theron o el activista Ai Weiwei como miembros. El opositor chino se ha reunido en varias ocasiones con Puigdemont. Ayer también compartieron mesa.