Ir a contenido

Comienza el juicio del 'procés'

El abogado de Junqueras denuncia que se utiliza "el derecho penal del enemigo, el lado oscuro en términos ochenteros"

Durante la sesión las defensas argumentarán las vulneraciones de derechos sufridas

Ángeles Vázquez / J. G. Albalat

Los acusados del procés, en el banquillo del Tribunal Supremo. / EMILIO NARANJO (EFE / VÍDEO: ATLAS)

El juicio contra los 12 líderes independentistas acusados de rebelión, sedición, malversación y desobediencia ha comenzado a las 10.20 horas, prácticamente como estaba previsto. El presidente del tribunal, Manuel Marchena, ha dado comienzo al juicio dando 45 minutos a cada defensa. El primero en intervenir ha sido el abogado del exvicepresidente Oriol Junqueras, Andreu Van Den Eynden, que ha afirmado que se utiliza "el derecho penal del enemigo, el lado oscuro, en términos ochenteros". [Sigue el juicio del 'procés' en directo con 'streaming' desde el Tribunal Supremo.]

Entre el público, además de los familiares de los acusados, esposas e hijos, también estaba el presidente de la Generalitat, Quim Torra, y un grupo de seis abogados, procedentes de Francia, Bélgica y Estados Unidos. Los letrados querían entrar como tales en la sala de vistas, pero han tenido que quitarse sus togas y hacerlo como público. Se da la circunstancia de que el procedente de Bélgica no sabe castellano, por lo que le será difícil seguir las sesiones. Van Den Eynden, no obstante, ha insistido en lo necesario que es su presencia y ha recordado que los observadores internacionales tienen su sitio en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. 

El letrado, que insistió en la necesidad de que declare el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont y el portavoz del PP en el Senado, Ignacio Cosidó, aseguró que el procedimiento se dirige contra "la disidencia política". Hizo suya el jugar limpio en la guerra del código del samuray y se remitió a la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos sobre el disidente kurdo Demirtas.

Tras un biombo

Para que no se viera acceder al interior de la sala de vistas a los acusados presos, la policía ha impedido que prensa y público esperarán en los pasillos cercanos y se ha instalado un biombo que impedía la visión de la puerta tras la que se celebrará el juicio. Solo se ha retirado el biombo y autorizado la circulación de personas después de que ellos estuvieran en su interior.

La vista se centrará este martes con el trámite de cuestiones previas, similar al que se vivió en la vista del artículo de previo pronunciamiento de diciembre. En aquella las alegaciones se centraron en la falta de competencia del alto tribunal, y este martes las defensas alegarán las vulneraciones de derechos fundamentales que sostienen haber sufrido, así como volver a pedir al prueba que se les rechazó e insistir en que no puede empezar el juicio sin tener a su disposición la prueba documental que se ha aceptado a las otras defensas, porque puede ser crucial para los interrogatorios.

Entre otras cuestiones previas plantearán que se trata de un juicio a la libertad de expresión, al derecho de reunión pacífica, al de autodeterminación o a la integridad física y moral, porque, en su opinión, encubre la tortura. También denunciarán que se ha visto afectado el derecho al juez predeterminado por la ley y al juez competente, porque insisten en que estos hechos deberían ser juzgados en Catalunya. Además al celebrarse en el Tribunal Supremo, por la presencia de aforados, no podrán disfrutar de doble instancia judicial. Niega que la la Sala que le juzgará sea imparcial e independiente y que se trata de un proceso sea justo, celebrado con todas las garantías, en el que no podrán usar el catalán más que con traducción simultánea.