Ir a contenido

ELECCCIONES DE MAYO

La negociación entre Errejón e IU, a punto de encallar

Más Madrid no cede antes las líneas rojas de Izquierda Unida

La 'Operación Chamartín' pone en riesgo una candidatura de unidad

Miguel Ángel Rodríguez

Íñigo Errejón 8Ante la prensa, el pasado jueves en el Congreso.

Íñigo Errejón 8Ante la prensa, el pasado jueves en el Congreso. / EFE / FERNANDO ALVARADO

Cada vez queda más lejos un escenario en el que Íñigo Errejón concurra a las elecciones autonómicas de la mano de PodemosIU y Equo. Con las negociaciones con los morados en punto muerto y a la espera de que los de Pablo Iglesias configuren su propia candidatura, ahora, el diálogo entre el candidato a la Asamblea de Madrid e Izquierda Unida parecen a punto de encallarse. La organización federal madrileña, la más favorable a buscar un consenso, impuso el lunes sus condiciones para sumarse a una candidatura. Entre las líneas rojas estaba la paralización de la 'Operación Chamartin', un proyecto urbanístico que pretende remodelar un área del norte de la capital. Sin embargo, ni Errejón ni Manuela Carmena tienen la voluntad, por el momento, de ceder ante las exigencias de IU, poniendo en peligro una lista conjunta con el resto de fuerzas progresistas.

Izquierda Unida Madrid, liderada por la diputada Sol Sánchez, dejó claro que solo se sumarían a aquella candidatura que llevase en su programa electoral la promesa de frenar el plan urbanístico ideado en 1993 para remodelar más de 311 hectáreas al norte del distrito de Chamartín.  La formación considera que el proyecto está muy lejos de responder a las "necesidades sociales" y el "reequilibrio socialpertinente. Además lamentan que se haga "negocio privado a costa de lo público".

No obstante, Errejón y Carmena no parece estar cerca de aceptar esta propuesta. Fuentes cercanas a IU Madrid señalan que en la reunión que mantuvieron el pasado lunes con Más Madrid, Equo y la corriente Anticapitalista de Podemos, el equipo del presidenciable madrileño ya descartaba incluir este punto en su programa electoral. Más tajante y rotunda se expresó la regidora de la capital en una entrevista a la agencia EFE: "De ninguna manera vamos a aceptar esta especie de reto que no tiene ningún sentido”. Además, Carmena explicó que aquellos que "quieran un mundo en el que no haya empresas no pueden gobernar".

¿Es posible la negociación?

La negativa de los líderes de Más Madrid podría conllevar que IU presentase una candidatura diferente tanto a las elecciones locales como autonómicas. Así, IU Madrid deja a un lado su lado más conciliador y apunta hacia un escenario en el que podrían plantarle batalla al cofundador de Podemos y a la exjueza en las urnas. Una decisión que tendrá que ser ratificada el próximo viernes 15 de febrero en la reunión de la dirección de la federación madrileña.

La portavoz de Ahora Madrid, Rita Maestrese mostró más optimista: "No va a haber candidaturas diferentes en la ciudad porque todo el mundo sabe que Manuela Carmena es una líder indiscutible e imbatible". Aun así, ante la incertidumbre, Carmena y Errejón registraron la plataforma Más Madrid como partido político, aunque matizan que tendrá un caracter "instrumental".