14 ago 2020

Ir a contenido

OPERACION KITCHEN

Cosidó se desmarca de los fondos reservados y apunta al secretario de Estado

El exdirector general de la Policía califica de "cuestión secreta por definición" el posible uso de dinero opaco para robar los documentos de Bárcenas

EFE

El portavoz del PP en el Senado, Ignacio Cosidó 

El portavoz del PP en el Senado, Ignacio Cosidó  / JUAN MANUEL PRATS

El portavoz del PP en el Senado, Ignacio Cosidó, se ha desmarcado de cualquier posible pago con fondos reservados a los mandos policiales que intervinieron en la Operación Kitchen cuando él dirigía la Policía y ha recordado que era la Secretaría de Estado de Seguridad la que los manejaba.

Cosidó se ha referido en un encuentro con periodistas a la noticia publicada hoy por 'El Mundo' según la cual varios comisarios que participaron en la llamada Operación Kitchen, diseñada desde Interior en 2013 para sustraer documentos a Luis Bárcenas a manos de su chófer, recibieron más de 600.000 euros en efectivo.

Se trata de una cantidad pagada mediante ingresos periódicos en las cuentas bancarias de los policías que, según apunta el periódico, procedían de los fondos reservados del Ministerio del Interior.

Desvío de responsabilidad

Cosidó ha dejado claro que se trata de una "cuestión secreta por definición", sobre la que él no tiene "ninguna responsabilidad de ninguna clase". Y ha explicado que entre sus competencias como director general de la Policía no estaba "ni el control ni la gestión de los fondos reservados, que realizaba directamente la Secretaría de Estado de Seguridad". Su responsable en esa época era el ahora diputado del PP Francisco Martínez.

Ha subrayado el exdirector de la Policía que hay una investigación en marcha sobre todo este asunto, con un procedimiento declarado secreto, para que la Justicia "aclare" todo lo ocurrido y ha puesto énfasis en que las "filtraciones o juicios paralelos" ayudan "poco" al buen funcionamiento de la Justicia.