Ir a contenido

LOS JUICIOS DEL 'PROCÉS'

El TC renuncia a resolver los recursos de los presos del 'procés' antes del juicio

La búsqueda de unanimidad retrasa la decisión del alto tribunal sobre el encarcelamiento

El Supremo rechaza autorizar a los 'exconsellers' comparecer en la comisión del 155 del Parlament

Ángeles Vázquez

La sede del Tribunal Constitucional.

La sede del Tribunal Constitucional. / JUANJO MARTÍN (EFE)

No es que algún magistrado del Tribunal Constitucional hubiera llegado a propugnar la necesidad de excarcelar al exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras, por entender que la situación en la que se encuentra por decisión del Supremo sea injusta, pero la unanimidad con la que hasta ahora había afrontado la resolución de todas las impugnaciones relativas al 'procés' estaba tan lejos que finalmente se ha decidido no incluir la del líder de ERC en el pleno de esta semana.

El objetivo del Constitucional ha dejado de ser así que los recursos relativos al encarcelamiento de los líderes del 'procés' estuvieran resueltos antes de comienzo del juicio del Tribunal Supremo, previsto para la próxima semana, "en fechas próximas al 5 de febrero". En su lugar ha primado la búsqueda de una unanimidad que se había visto complicada por la forma en la que se debía tener en cuenta la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos sobre el líder kurdo Selahattin Demirtas.

Esa resolución, del pasado 20 de noviembre, condenó a Turquía por no motivar suficientemente la permanencia en prisión del diputado, pero no su arresto, que fue avalado. El Supremo no se había pronunciado sobre ella hasta este lunes en un auto en el que ha rechazado excarcelarles de cara al juicio, por la estructura internacional existente que permitiría su huida, siguiendo los pasos del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, y en el que niega cualquier tipo de persecución ideológica en Catalunya, porque, alega, las ideas de los presos son también las que "sostienen ahora al mismo gobierno autonómico".

En cualquier caso, la discrepancia existente entre los 12 magistrados del TC quedó patente en su anterior pleno en relación con la sentencia con la que el presidente del tribunal, Juan José González Rivas, proponía resolver el recurso de Junqueras. Como las posiciones no habían avanzado en estos 15 días, el asunto ni siquiera ha sido incluido en el orden del día de la reunión que ha comenzado este martes y se prolongará hasta el jueves.

La de Junqueras iba a ser la primera impugnación en resolverse por el alto tribunal, para dar respuesta a este bloque antes de que comenzara el juicio, porque era la que planteaba un mayor número de alegaciones de vulneración de derechos. Lo acordado al pronunciarse sobre este recurso se haría extensivo a todos los demás. Los siguientes en resolverse estaba previsto que fueran los interpuestos por el expresidente de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) Jordi Sànchez y el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, que, según fuentes jurídicas consultadas por EL PERIÓDICO, ya estaban listos para ser deliberados en cuanto se diera respuesta al del líder de ERC.

"Interferencias indeseadas"

Por su parte, el Tribunal Supremo ha rechazado este martes permitir que seis de los nueve presos del 'procés' (Junqueras, Jordi Turull, Josep Rull, Raül Romeva, Dolors Bassa y Joaquim Forn) intervengan en persona o por videoconferencia en la comisión de investigación del Parlament sobre la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Catalunya, conforme había solicitado el presidente de la Cámara, Roger Torrent.

El tribunal se ampara en "la inminencia del inicio de las sesiones del juicio y el hecho de que muchos de los aspectos sobre los que versaría la comparecencia ante la comisión parlamentaria están íntimamente ligados con los hechos objeto de acusación". Considera que "desde esta perspectiva es previsible que se produzcan indeseadas interferencias entre la comparecencia ante la comisión y el derecho de defensa de los acusados en el acto del juicio oral", por lo que la pretensión debe ser rechazada, sin perjuicio de que pueda volver a solicitarse más adelante.