Ir a contenido

TURBULENCIAS EN LA FUERZA MORADA

Podemos adelanta la reunión del Consejo Ciudadano tras las crisis de Errejón y Espinar

El cónclave estaba convocado inicialmente para el sábado, pero la dimisión del líder en Madrid ha provocado el cambio de planes

El Periódico

El líder de Podemos, Pablo Iglesias.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias. / LUCA PIERGIOVANNI (EFE)

Las recientes crisis surgidas en Podemos tras la decisión de Íñigo Errejón de concurrir a las elecciones con la marca política de Manuela Carmena y la dimisión de Ramón Espinar como líder del partido morado en Madrid -además de su renuncia a sus escaños en el Senado y la Asamblea de Madrid- han convulsionado a la fuerza en un momento difícil a pocos meses de la cita con las urnas de las autonómicas, municipales y europeas del mes de mayo. Así las cosas, Podemos ha decidido adelantar la reunión del Consejo Ciudadano Estatal, el máximo órgano del partido, al próximo miércoles, 30 de enero, tal y como avanzó este sábado EL PERIÓDICO.

En un primer momento, el cónclave se convocó para el sábado, 2 de febrero, con el objetivo de analizar el escenario que se abría con el paso dado por Errejón, pero el golpe en la mesa dado por Espinar al negarse a liderar una lista para competir con el confundador de Podemos han provocado el adelanto del Consejo Ciudadano.

El caso es que la guerra abierta por la dirección del partido contra Errejón incomoda a no pocos dirigentes. El pasado viernes, 10 de los 13 barones regionales se reunieron para exigir unidad responsabilidad ante un posible riesgo de división que podría pasar factura en las urnas a los morados.

"Es la hora de cooperar"

"Nos hacemos falta todas y todos. Es la hora de cooperar y no de competir", reclamaron los barones en un texto conjunto en el que llamaron también a recuperar "la confianza, la ilusión y la esperanza" de los ciudadanos que les han votado.

A este llamamiento se ha unido también el de Izquierda Unida y Equo, fuerzas que concurrieron en las pasadas generales en coalición con Podemos, reclamando unidad.

La dirección del partido, por el momento, guarda silencio.