RESPUESTA

Maragall rechaza con contundencia la exigencia de la Crida de una lista unitaria en BCN

El candidato replica que el centro-derecha catalanista busca que alguien resuelva sus problemas de falta de unidad

Artadi redobla la presión exigiendo al candidato republicano que escoja entre ir con Ada Colau o con el PDECat

Ernest Maragall.

Ernest Maragall. / FERRAN SENDRA

1
Se lee en minutos
El Periódico / Barcelona

A medida que avanza el calendario hacia las elecciones locales, la batalla entre la Crida del 'expresident' Carles Puigdemont y la ERC del 'exvicepresident' Oriol Junqueras se vuelve guerra abierta. Horas después de que el instrumento político de Puigdemont se constituyera en Barcelona exigiendo a Esquerra que diluya su candidatura en las municipales de Barcelona en una unidad patrocinada por la Crida, el candidato republicano, un Ernest Maragall hasta ahora educado en su respuesta negativa, enseñó los dientes: "Lo que se expresa es una cierta evidencia de que hay un problema de unidad no resuelta en el campo del centro-derecha catalán y la proyectan para ver si alguien les ayuda, les hace el trabajo, los salva, y es obvio que nuestra tarea y responsabilidad no es esta".

Noticias relacionadas

Poco antes, en declaraciones a Rac1, la ya dirigente de la Crida y 'consellera' de Presidència -una Elsa Artadi que se está pensando si concurre en las municipales tras Joaquim Forn en la lista del PDECat o de Junts per Catalunya- había seguido presionando a Maragall ya sin disimulo: "“Ernest Maragall ha de decidir con quién va, si con Ada Colau o con el PDECat". Además, ha amenazado al candidato republicano con que si no hay lista conjunta, posteriormente será más difícil "generar confianzas" entre listas independentistas, en contra de la tesis de Maragall que apuesta por explorar acuerdos postelectorales. El espacio de la Crida sostiene, con todo, que Maragall tiene atado ya un pacto con Colau.

La guerra, con todo, es a tres bandas, porque una parte sustancial del PDECat rechaza entregar la lista de Barcelona a la Crida de Puigdemont y ve con recelos la operación Artadi, hasta el punto de que creen que la 'consellera' no dará el paso a la candidatura si la Crida no puede imponer sus condiciones, que pasan por desdibujar el papel de la posconvergencia e incluso por hacer que la que era candidata del PDECat tras unas elecciones primarias, Neus Munté, no esté en la lista.