ENTREVISTA E NCATALUNYA RÀDIO

Anna Gabriel pide dejarse de "ocurrencias" y receta "mirada larga" para encarar el juicio

La exdiputada de la CUP defiende que, "mientras haya represión, el exilio seguirá siendo útil"

Emplaza al independentismo a abordar el "debate pendiente" sobre la legitimidad del 1-0

Anna Gabriel, fotografiada en Ginebra.

Anna Gabriel, fotografiada en Ginebra. / SALVATORE DI NOLFI (EFE)

2
Se lee en minutos
Júlia Regué
Júlia Regué

Periodista

Especialista en información del Parlament de Catalunya, siguiendo la actualidad de Cs, PP, Vox y CUP

Escribe desde Barcelona

ver +

La exdiputada de la CUPAnna Gabriel, ha roto este viernes su silencio para aseverar que "la solución no pasa por la libertad de los presos ni el retorno de los exiliados, sino por el ejercicio del derecho a la autodeterminación". Después de unos siete meses en Ginebra (Suiza) ha reclamado "no poner en el centro la represión sino el cómo revertir la situación" y ha recetado "saber escuchar, sentarse a hablar, mirada larga, honestidad, humildad, cabeza alta, no retroceder y no arrepentirse de nada" para encontrar la salida a la encrucijada que atraviesa el soberanismo.

En una entrevista en Catalunya Ràdio, ha insistido en que el juicio debe servir "para acusar al Estado español, como un boomerang", y ha sugerido que se presentarán en cuestión de "días u horas metas movilizadoras para acompañar" la vista en el Tribunal Supremo que tratarán de recuperar el "espíritu" del 1-O. 

Asimismo, ha exigido a JxCat y ERC aparcar sus encontronazos "electoralistas", "las declaraciones cruzadas que hurgan en la confusión" y dejarse de "ocurrencias" porque "la gente comienza a notar que no hay profundidad en lo que se está diciendo". "Necesitamos transmitir que hay la posibilidad de llegar a un acuerdo", ha reflexionado, y ha pedido centrar esfuerzos e ideas en preparar el escenario 'postjuicio'. "Tenemos que ser capaces de debilitar el Estado", ha enfatizado.

Impugnar el proceso judicial

Preguntada por su balance en lo que atañe a las prisas de los anticapitalistas con la hoja de ruta que llevó a la declaración unilateral de independencia (DUI) fallida, ha respondido que "el Estado hubiese respondido de igual manera con o sin calendario". "La situación que vivimos no es una fatalidad. La consecución de derechos conlleva costes", ha razonado, y ha coincidido con el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, en que "no se puede gobernar desde la cárcel o el exilio".

La exparlamentaria ha emplazado al independentismo a encarar el "debate pendiente" sobre si con los resultados del 1-O hay "legitimidad suficiente" o si es necesario "un nuevo proceso refrendario" algo que ha identificado como una de las "cuestiones de fondo" que habría que resolver en un "espacio amplio".

Noticias relacionadas

La 'cupaire' ha argumentado su permanencia en Europa porque se siente "parte de una gente que se ha decidido a reclamar unos derechos que cree que les corresponden". "Hay que reivindicar lo que hicimos el 1-O y que no queremos bajar la cabeza ante la represión porque no nos tenemos que avergonzar ni arrepentir de nada. Me pongo a disposición de la necesidad colectiva y, mientras haya compañeros que se enfrenten a estas penas de prisión, estoy convencida de que seguirá siendo útil seguir en el exilio. Hemos venido a impugnar un proceso judicial, a denunciar la represión y a tejer alianzas fuera de las fronteras y esto sigue", ha proclamado.

Gabriel ha explicado que "aún no es ciudadana suiza" y que tiene un trabajo estable en el ámbito del derecho laboral. "Hago lo que he hecho toda la vida. Trabajar y militar". Y ha asegurado no haber tenido contacto con el gobierno suizo porque "no quería poner el foco en su persona sino en la situación que se estaba viviendo, explicar al conjunto de la ciudadanía suiza por qué estaba allí".