Ir a contenido

LA CRISIS CATALANA

Torra hará una "propuesta" al Parlament en caso de sentencia condenatoria en el juicio del 1-O

El 'president' evita avanzar si será una declaración unilateral de independencia o la convocatoria de elecciones

Califica de "pequeñas discrepancias" la última crisis entre los socios del Govern a cuenta del recurso de Puigdemont

Laura Puig

El president Quim Torra, ayer, en el Parlament.

El president Quim Torra, ayer, en el Parlament. / ANDREU DALMAU (EFE)

El 'president' Quim Torra ha asegurado este jueves que si el juicio a los líderes del 'procés' que arrancará el próximo mes de febrero en el Tribunal Supremo acaba con una sentencia condenatoria lo primero que hará será llamar al jefe del Gobierno central, Pedro Sánchez, y después pedirá comparecer en el Parlament para realizar una "propuesta".

En una entrevista con RAC-1, Torra se ha mostrado prudente porque, a su juicio, ahora es el momento de poner el foco en el juicio y en cómo enfocar el mensaje que saldrá de él. "Ahora sí que tendremos un altavoz mundial", ha asegurado.

No obstante, el 'president' ha anunciado que en caso de condena, contactará con Sánchez para transmitirle su "desacuerdo absoluto con la sentencia" y pedirá acudir a la Cámara catalana para hacer "una propuesta". No ha querido adelantar si hará una declaración unilateral de independencia (una vía que no ha descartado, siempre que sea de manera democrática y no violenta) o la convocatoria de elecciones.

"Depende de cómo vayan las sentencias (...). Todos tenemos cosas pensadas y estamos hablando de cómo resolveremos colectivamente esta cuestión, pero esto necesita el aval del Parlament", ha añadido.

En otro momento de la entrevista, Torra ha explicado que en los ocho meses que lleva al frente del Govern no se ha planteado nunca dimitir, pero ha asegurado que si hay nuevas elecciones no se presentará: "Yo he venido a hacer efectiva la república. Si no lo consigo, habré acabado una misión. Intentaré ayudar a conseguir la independencia desde otros lugares". Asimismo, ha destacado que está dispuesto a apartarse del cargo para que Carles Puigdemont pueda ser investido nuevamente.

Torra: Estoy dispuesto a apartarme para que Puigdemont pueda ser investido. / ANDREU DALMAU (EFE / VÍDEO: EFE)

"Pequeñas discrepancias"

Sobre la nueva crisis entre los socios del Govern, después del recurso presentado por Carles Puigdemont contra el presidente de la Cámara, Roger Torrent, y el resto de la Mesa, Torra ha intentado quitar hierro y lo ha calificado de "pequeñas discrepancias", aunque también ha admitido que se "hace cruces" ante las dificultades que los independentistas tienen en ocasiones para ir a una.

"No me da miedo cualquier medida del Gobierno español, lo tenemos superado; lo que me aterroriza es la incapacidad de ponernos de acuerdo", ha afirmado, al tiempo que se ha definido a sí mismo como el 'super glue' del independentismo. Y ha vuelto a suavizar la última crisis al asegurar que muchas veces los medios distorsionan y amplifican las discrepancias. "No estamos en la ruptura", ha insistido.

En este sentido, ha reclamado a todos los candidatos independentistas a la alcaldía de Barcelona que han ido saliendo a la palestra (el último ha sido el 'exconseller' Joaquim Forn) que se sienten a hablar y se abran a configurar una candidatura unitaria. El 'president' ha evitado avanzar si la 'consellera' Elsa Artadi concurrirá a las municipales ("el tema está abierto todavía"), pero se ha mostrado dispuesto a que si se da el caso sea otra mujer la que la sustituya en el Govern.

Documento de 21 puntos

Torra también ha explicado que el documento con 21 puntos que trasladó al presidente Pedro Sánchez durante su reunión en Barcelona el pasado 20 de diciembre se dividía en tres bloques: uno sobre desfranquización (cordón sanitario contra la ultraderecha, exhumación de Franco del Valle de los Caídos, suprimir los residuos franquistas de las instituciones del Estado...), otro sobre regeneración democrática (separación de poderes, elección de los miembros del Tribunal Constitucional y el Tribunal Supremo, chequeo de los déficits del Estado español) y un tercer bloque sobre el ejercicio del derecho a la autodeterminación.

En este punto, Torra se ha mostrado esperanzado en que la reunión de mañana entre Artadi, Pere Aragonés y la vicepresidenta Carmen Calvo sirva para avanzar en la senda del diálogo. No obstante, ha atacado al Gobierno de Sánchez por mantener la "represión" y negarse ha hablar del derecho a la autodeterminación. Y ha vuelto a manifestar su oposición a apoyar los Presupuestos Generales del Estado. "Lo ha dicho el PDECat y ERC. Aquí vamos todos juntos", ha añadido.