Ir a contenido

A 4 MESES DE LAS ELECCIONES

IU pregunta en una encuesta si gusta más en solitario o con Podemos

La federación compara en la Comunidad de Madrid cuánto pesa su marca y cuánto la de Iglesias

Los de Garzón confían en pactar una candidatura única que incluya a Errejón y a los morados

Iolanda Mármol

IU pregunta en una encuesta si gusta más en solitario o con Podemos

AGUSTIN CATALAN

IU tiene sobre la mesa una encuesta interna realizada en la Comunidad de Madrid la semana pasada que mide sus expectativas electorales si concurriese a las elecciones de mayo en solitario con sus propias siglas o bien si se presenta bajo el paraguas de Unidos Podemos.

Según ha podido constatar EL PERIÓDICO la federación de izquierdas encargó la consulta antes de que Íñigo Errejón anunciase, el jueves pasado, su decisión de aliarse con Manuela Carmena y prescindir de la marca Podemos en su candidatura a la presidencia de la región, feudo del PP desde 1995.

Se trata, explican en IU, de una "casualidad absoluta", puesto que cuando pidieron el estudio todavía negociaban con Errejón y con la dirección morada en Madrid la lista definitiva para las elecciones autonómicas. Las divergencias en esas conversaciones espolearon al cofundador de Podemos a alinearse con la alcaldesa de la capital para evitar quedar amordazado en una lista impuesta por el sector pablista y sin control alguno de la campaña y el mensaje.

Fuentes de IU en Madrid han confirmado a este diario que la encuesta se encargó antes de que Errejón anunciase que concurrirá bajo la marca Más Madrid y aseguran que, en todo caso, “no es concluyente” , sino que se elaboró para examinar "todos los escenarios posibles". Esas mismas fuentes señalan que el resultado del estudio concluye que IU obtendría representación parlamentaria en la Asamblea de Madrid con sus siglas, sin ir con Unidos Podemos. 

Voces conocedoras del diálogo entre las fuerzas progresistas apuntan que el sondeo tenía como finalidad reforzar la posición negociadora de IU para conquistar mejores puestos de salida en la lista autonómica.

Justo antes de que Errejón hiciese pública su determinación de competir con la marca Más Madrid, se hizo público que Sol Sánchez sería la número dos de Unidos Podemos en la región, algo que no aceptado por el candidato. Se da la circunstancia de que Sánchez es la nueva diputada en llegar al Congreso tras la renuncia del podemista a su escaño, este lunes, adoptada tras las críticas de la cúpula pablista que insinuó que no se marchaba para seguir cobrando un sueldo público. 

Contador a cero

Con o sin encuesta, la dirección regional de IU todavía no ha hecho pública su posición en la Comunidad de Madrid, aunque no esconde su preferencia por una candidatura unitaria que incluya a Errejón y a Podemos. Fuentes de la organización han explicado que ha habido contactos informales con todos los proyectos progresistas, pero que consideran que probablemente hasta finales de la próxima semana no se pueda aventurar un resultado porque tras el cisma el contador de la negociación vuelve a estar a cero.

Confían, en todo caso, que Podemos no tome orgánicamente la decisión anunciada por su cúpula de plantar cara a Errejón con una candidatura alternativa. A nadie se le escapa que la decisión de IU tiene un efecto de arrastre potencial sobre los morados. Si la federación de izquierdas presiona para ir con el candidato a Madrid, la dirección morada tendría muy difícil explicar que en la Comunidad de Madrid compite contra sus aliados en otros escenarios.