Ir a contenido

LA ENCRUCIJADA CATALANA

El Govern denunciará a la Policía Nacional por las detenciones en Girona

Torra asegura que Cunillera debería haber dimitido tanto si tenía conocimiento de los arrestos como si no

Júlia Regué

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, el día del pleno de investidura, el pasado mayo.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, el día del pleno de investidura, el pasado mayo. / RICARD CUGAT

El Govern de la Generalitat presentará este miércoles una denuncia contra la Policía Nacional por las detenciones sin mandato judicial que efectuaron la semana pasada en Girona con motivo del corte de vías del AVE en el primer aniversario del referéndum del 1-O.

El 'president' Quim Torra lo ha anunciado en el hemiciclo catalán y ha argumentado que la demanda se fundamenta en una "vulneración del derecho fundamental a la libertad, a la actuación policial sin habilitación legal en existir abierta una causa judicial y en el incumplimiento de la ley enjuiciamiento criminal en proceder a una detención". "[Los arrestos] no se pueden dejar pasar impunemente", ha entonado. Las pesquisas se zanjaron con un total de 16 detenidos, acusados de presuntos desórdenes públicos, entre ellos dos alcaldes de la CUP -el de Verges y el de Celrà-, un fotoperiodista y el sobrino del 'president'.

Torra también se ha dirigido a la delegada del Gobierno en Catalunya, Teresa Cunillera, y le ha pedido "que dé todas las explicaciones que haga falta" en el Parlament, ya que los soberanistas han pedido su comparecencia en la comisión de Interior. "Si lo conocía, o no, debería haber dimitido", ha censurado, y ha advertido de que "cualquier persona que reprima la expresión legítima de cualquier catalán deberá explicarse".

"Este es un Govern que está al lado de las libertades y del derecho a tener derechos. Y siempre en contra de la represión", ha proclamado el 'president'.

La CUP ha celebrado la iniciativa de "responder con firmeza institucional", "en un momento tan grave y a las puertas del juicio". Los anticapitalistas le han pedido, además, que elabore un "mapa a modo de cartografía de la represión" para no acudir al Consejo General del Poder Judicial en busca de datos; que la Generalitat se persone como acusación particular en las causas "que vulneran derechos civiles" y también que los Mossos d'Esquadra "dejen de reprimir" las protestas independentistas.

Torra se ha comprometido con las dos primeras demandas y, sobre la tercera, ha dicho que "mirará de averiguar qué es lo que ha pasado". 

Temas: Catalunya CUP