10 abr 2020

Ir a contenido

PARLAMENT

La comisión del 155 carga contra el Supremo por no autorizar a tiempo la comparecencia de los presos

La Mesa insistirá en la citación de Junqueras, Romeva, Rull, Turull, Forn y Bassa

Júlia Regué

Hemiciclo del Parlament de Catalunya.

Hemiciclo del Parlament de Catalunya.

Los presos independentistas citados este martes a la comisión de investigación sobre el 155 en el Parlament no han podido comparecer porque el Tribunal Supremo no ha dado aún luz verde a su citación. Oriol JunquerasRaül RomevaJosep RullJordi TurullJoaquim Forn y Dolors Bassa fueron llamados a dar explicaciones en calidad de testigos en la Cámara catalana el pasado 4 de diciembre, y el Alto Tribunal recibió la comunicación sellada por Roger Torrent el día 27, una información que se hizo llegar a la fiscalía y a las defensas el pasado viernes, y se abrió un período de tres días ordinarios. El plazo termina el jueves, aunque la comparecencia estaba prevista para este martes presencialmente o por videoconferencia.

Los grupos que acuden a esta comisión -JxCat, ERC, 'comuns' y CUP-, ya que tanto Cs como el PSC y PPC la abandonaron en las primeras sesiones por su carácter, han atado un manifiesto conjunto en el que denuncian "que no se respetan los derechos parlamentarios" y que se "obstaculiza el trabajo parlamentario". "Denunciamos la estrategia dilatoria del Supremo", han espetado.

"Los trámites se hicieron con mucha celeridad", ha asegurado el presidente de la comisión, Antoni Morral, y ha dejado claro que "la Mesa persistirá en la voluntad de que comparezcan sin que el procedimiento sea un obstáculo porque es un derecho y un deber que no puede limitar ningún juez", por lo que estudiará próximas fechas.

Los posconvovergentes han señalado que las comparecencias en sede parlamentaria son de "obligación legal" y que "esta Justicia hace política". "Es más fácil que comparezca Bárcenas en una comisión de investigación que los presos políticos", ha aseverado Gemma Geis.

Por su parte, los republicanos han defendido que el juicio a la cúpula del 'procés' que se avecina "será injusto" y han cargado contra la "desproporcionada cárcel preventiva". "Nos encontramos con el cinismo de la fiscalía y del Tribunal Supremo", ha censurado el diputado Jordi Orobitg.

Los 'comuns' han afirmado que se trata de "una nueva ofensiva" porque el Tribunal Supremo "juega con los tiempos y alarga plazos", y que eso demuestra un "menosprecio absoluto" y "no solo la judialización de la política, sino la politización de la justicia". "Esta situación de excepcionalidad tiene que terminar lo más pronto posible. Esto ya no va de independencia sino de democracia", ha entonado Jéssica Albiach.

Desde la CUP, han insistido en que en Catalunya "se vive en un estado de excepción" y en que el tribunal "vulnera los derechos fundamentales". "La judicatura española hace trampas, manipula los procedimientos para no permitir que estas personas puedan venir hoy a esta comisión a explicar la verdad. Imponen sistemáticamente su mentira, la del régimen, en esta operación antidemocrática contra el movimiento independentista", ha enfatizado el diputado Carles Riera.