Ir a contenido

LAS CLOACAS POLICIALES

El juez prohíbe salir del país al comisario que captó al chófer de Bárcenas

Fija las mismas medidas para Ríos, al que se pidió la documentación que el extesorero del PP perjudicial para el partido

El exsenador del Partido Popular contesta a todas las preguntas en relación con el presunto hurto de papeles

Ángeles Vázquez

El juez prohíbe salir del país al comisario que captó al chófer de Bárcenas

DAVID CASTRO

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón se ha tomado muy en serio el 'caso Tándem', tanto que no solo ha retomado la causa con las últimas declaraciones que tomó el magistrado Diego de Egea antes de abandonarlo, sino que ha procedido a ampliar el número de imputados. Entre ellos figura el comisario Andrés Gómez Gordo, que fue quien presuntamente contactó con Sergio Ríos, exchófer del extesorero del PP Luis Bárcenas, para que participara en la operación Kitchen. A ambos se les ha retirado el pasaporte y tienen prohibido salir del país sin autorización judicial, informaron fuentes jurídicas.

Ambas medidas figuraban entre las solicitadas por la Fiscalía Anticorrupción para ambos, así como la imposición de comparecencias quincenales, pero finalmente el magistrado ha optado por imponer mensuales solo a Ríos. Durante su declaración este martes ante el magistrado, el exchófer de Barcenas explicó, según adelantó eldiario.es, que fue Gómez Gordo, al que conocía por su labor como conductor del exconsejero de Justicia madrileño Francisco Granados, quien le propuso participar en la operación Kitchen.

El Ministerio del Interior ha admitido ya en la Audiencia Nacional que en esa operación, destinada presuntamente a hacerse con la documentación que guardaba Bárcenas que pudiera ser perjudicial para el partido, participaron "funcionarios adscritos" entre los años 2013 y 2015 a "la Dirección Adjunta Operativa de la Policía, asi como a la Comisaría General de Información". También consta "la utilización de colaboradores o informadores, alguno de los cuales recibía una remuneración periódica a cambio de la información facilitada". 

Gómez Gordo, recientemente ascendido a comisario, ha dejado el cuerpo en dos ocasiones: una para trabajar para el proyecto de la Ciudad de la Justicia de la expresidenta madrileña Esperanza Aguirre y otra para ser director general de Documentación y Análisis en Castilla-La Mancha durante el Gobierno de María Dolores de Cospedal.

De imputado a víctima

Este miércoles también declararon en la Audiencia Nacional el extesorero del PP Luis Bárcenas y su esposa, Rosalía Iglesias, en relación con la presunta sustración de documentos que guardaban. Ambos declararon ya ante el juez José de la Mata, en la causa en la que se investiga la caja b del PP, ante el que relataron los momentos en los que su chófer pudo sustraer la documentación que guardaba, en la que aparecían datos que acreditaban la financiación ilegal del partido en campañas electorales, en concreto, respecto una castellanomanchega en la que De Cospedal era la candidata, hechos que fueron archivados por un juzgado de Toledo.

Durante su declaración, el magistrado ha informado a Bárcenas de que no estaba obligado a contestar para no verse perjudicado en la causa que tiene abierta en el Juzgado Central de Instrucción número 5, iniciada a raíz de la contabilidad del PP que apuntó a mano durante años. Aun así el extesorero ha contestado a todas las preguntas que se le han hecho. 

Próximas declaraciones 

El juez García-Castellón proseguirá este jueves tomando declaración al exnúmero dos de la policía con el PP Eugenio Pino, imputado por el pendrive aportado irregularmente en el 'caso Pujol', al exjefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo Enrique García Castaño y al principal imputado en la causa, el excomisario José Manuel Villarejo, que será conducido a la Audiencia Nacional desde prisión. Los tres declararán como imputados en la pieza Kitchen.

El viernes, el magistrado continuará los interrogatorios, pero será en la pieza Iron, en la que se investiga la contratación por parte del bufete de abogados Herrero y Asociados de los servicios de Villarejo para investigar a unos letrados que se pasaron a la competencia.