Ir a contenido

grupo cenyt

El BBVA confirma que contrató a Villarejo pero descarta el espionaje

El presidente del banco admite que la entidad pagó a la agencia de detectives del comisario jubilado

El Periódico / Agencias

Francisco González y Carlos Torres.

Francisco González y Carlos Torres. / Ander Gillenea (AFP)

El presidente del BBVA, Carlos Torres, ha confirmado que la entidad bancaria contrató los servicios del Grupo Cenyt, la agencia de detectives propiedad de José Manuel Villarejo, actualmente en prisión preventiva, pero no ha aclarado el supuesto espionaje masivo a empresarios, políticos y periodistas del que se le acusa.

"Efectivamente el Grupo Cenyt prestó servicios diversos al banco, pero no se ha encontrado ninguna documentación que refleje el seguimiento e intervención de comunicaciones privadas a la que se refieren las noticias publicadas en los medios de comunicación desde el 9 de enero", ha reconocido Torres en una carta interna que ha adelatado 'Bloomberg'.

Torres ha explicado que cuando comenzaron a aparecer informaciones sobre pagos del BBVA a la agencia del excomisario Villarejo -mayo del 2018-, la entidad inició en junio una investigación todavía en curso y que, a la luz de lo publicado, se ha decidido ampliar el alcance de la misma.

"Hemos ampliado el alcance de la investigación, tanto en lo que respecta a su ámbito como en cuanto a los recursos internos y externos dedicados", ha precisado Torres, añadiendo que los valores del BBVA son el "máximo respeto de las personas y el firme cumplimiento de la ley".

Conducta "muy grave y deplorable"

Torres ha subrayado en el documento que la entidad que dirige es "un banco honesto, que cree profundamente en los principios y en la ética" y ha agradecido a sus empleados su "trabajo y esfuerzo diario".

Al mismo tiempo, el banquero ha asegurado que su principal misión ahora es la de aclarar lo ocurrido y actuar de forma contundente para resolver la situación. "Podéis estar seguros de que mi prioridad es esclarecer los hechos y actuar con la contundencia necesaria para resolver esta situación", ha aseverado.

El presidente del BBVA ha reconocido también estar "escandalizado" con las noticias aparecidas desde el pasado 9 de enero en los medios, que relacionan al banco con el seguimiento o intervención de comunicaciones privadas. "De ser ciertas, se trataría de conductas indudablemente muy graves, deplorables, diametralmente opuestas a lo que somos y a lo que todos nosotros representamos, y, en definitiva, a los valores del BBVA que nos mueven día a día", ha recalcado.

Se acusa al BBVA de Francisco González de utilizar a Villarejo para tener acceso en tiempo real a las llamadas telefónicas que se cruzaron en plena operación de asalto al banco de los principales promotores de la maniobra, el entonces presidente de Sacyr, Luis del Rivero, el industrial Juan Abelló y el jefe de la Oficina Económica de José Luis Rodríguez ZapateroMiguel Sebastián.

También se le ha acusado de haber espiado a decenas de personas, empresas e incluso medios de comunicación que habrían tenido una participación secundaria en esa ofensiva. Según consta en la documentación a la que tuvo acceso 'El Confidencial' en una investigación conjunta con 'Moncloa.com', el presunto cerebro de la 'operación Tándem' llegó a facilitar a directivos del BBVA el detalle de hasta 15.000 contactos telefónicos.