Ir a contenido

ELECCIONES MUNICIPALES

La familia de Rita Barberá carga contra el PP por el "miserable uso electoralista" de su figura

Pide que dejen de pasea "su cadáver" después de que María José Catalá, alcaldable popular, e Isabel Bonig, presidenta del PPCV, reivindicaran su herencia

La sobrina de la exalcaldesa, Rita C. Barberá, milita desde hace un año en VOX y podría ir en su lista al Ayuntamiento de València en las próximas elecciones

Nacho Herrero

Barberá y Catalá juntas en una imagen de archivo cuando la primera era alcaldesa de València y la segunda consellera de cultura

Barberá y Catalá juntas en una imagen de archivo cuando la primera era alcaldesa de València y la segunda consellera de cultura / Miguel Lorenzo

Apenas 24 horas después de que el PP desvelara que la diputada María José Catalá será su candidata a la alcaldía de València y que ella e Isabel Bonig, presidenta del PPCV, aseguraran que su intención era trabajar sobre “la herencia” de los gobiernos de Rita Barberá, la familia de la excaldesa ha emitido un durísimo comunicado criticando el uso electoral de su figura de quienes votaron para desposeerla de su acta de senadora.

La familia de Barberá ha mostrado su “profunda indignación ante el miserable uso electoralista” que “se está haciendo por parte del Partido Popular de la Comunitat Valenciana” de la exalcaldesa “al poner ahora en valor una trayectoria política, flagrantemente ignorada durante los últimos años”.

“Es de lógica justicia que el PPCV se olvide de pasear el cadáver de Rita Barberá con tan espúreos objetivos”, señala la misiva que pide que se ponga “fin a tan lamentable situación.

Califican de “interesados y vergonzantes” los elogios que hicieron de su trayectoria al frente del consistorio y mostraron su “absoluto rechazo” a los mismos por venir además de dos personas que “apoyaron con sus votos en las Cortes Valencianas una propuesta para que Rita [Barberá] fuera desposeída de su acta de senadora”.

La familia de Barberá apunta que su legado es “patrimonio, único y exclusivo de todos los valencianos que le otorgaron el honor de dirigirlos durante 24 años, y no de partido alguno”.

Pero, además, subraya el escrito que “en ningún caso” lo sería del PP pues el partido “la abandonó, maltrató y expulsó de sus filas” y que tuvo que acabar en el Grupo Mixto del Senado.

Catalá, de un perfil más centrista, nunca tuvo una gran sintonía con Barberá, quien sí que avaló en sus inicio la figura de Bonig, mucho más conservadora, aunque acabó muy distanciada de la lideresa por abjurar el PPCV de ella al estallar algunos casos de presunta corrupción.

El influjo de VOX

En los últimos meses, varios miembros de la familia de Barberá se han acercado a VOX y, de hecho, su sobrina, que además casi lleva su nombre pues se llama Rita Corbín Barberá, confirmó hace unas semanas que lleva un año afiliada a VOX y que está “a disposición del partido” ultraderechista.

Ella fue quien acompañó a Barberá a declarar ante el Tribunal Supremo por el caso de presunto blanqueo de capitales para financiar la última campaña electoral de la exalcaldesa, que acabó con el relevo en el Ayuntamiento de la capital.

También se pudo ver en el último gran acto público de la formación de Santiago Abascal en València a su padre, el abogado José Corbín, cuñado de Rita Barberá, cuya figura fue muy aplaudida y reivindicada.