Ir a contenido

LAS CUENTAS DEL ESTADO

ERC y PDECat se inclinan por una enmienda táctica a las cuentas de Sánchez

La intención es proponer la devolución de los presupuestos pero finalmente facilitar que se negocien

Torra mantiene la presión y exige un gesto sobre autodeterminación para tramitar el proyecto

Fidel Masreal / Xabi Barrena

Pere Aragonès y Quim Torra, en la reunión del Govern.

Pere Aragonès y Quim Torra, en la reunión del Govern. / DANNY CAMINAL

ERC y el PDEcat se preparan para ejercer el no, pero sí. En un contexto de equilibrios del independentismo entre la actitud más combativa y la voluntad negociadora, los diputados independentistas en el Congreso barajan la posibilidad de presentar una enmienda a la totalidad a los presupuestos generales del Estado pero finalmente acabar retirando este texto o bien haciendo todo lo posible para que no acabe prosperando cuando se vote en la Cámara española. Se trata de mantener la presión máxima a Pedro Sánchez para que haga un gesto respecto al conflicto catalán. Es en esta clave que cabe entender la posición de firmeza expresada este miércoles por el 'president' Torra, que ha anunciado que el soberanismo no tramitará las cuentas estatales si Sánchez no es "valiente" respecto al derecho de autodeterminación de Catalunya y la situación de los presos independentistas y los "exiliados".

En paralelo a la presión de Torra, los diputados de Esquerra y la posconvergencia afinan sus estrategias. A falta de que las cuentas entren en el registro del Congreso y se fije día para su debate, los dos partidos barajan la opción de presentar una enmienda a la totalidad a las cuentas de Sánchez con el objetivo de trasladar de nuevo la presión al tejado socialista pero sin llegar a tumbar los presupuestos en la votación final.

Es decir, que se mantiene viva la voluntad de permitir la admisión a trámite del proyecto de presupuestos, pero al mismo tiempo se trata de transmitir a Sánchez que si quiere que no haya tal veto debe de ofrecer algo. 
En ERC no se ha abordado aun la cuestión, pero amplios sectores abogan por esa enmienda. “Se trata de ganar tiempo. De forzar un debate. Siempre se está a tiempo de retirar la enmienda antes de que se vote”, apunta una voz republicana a quien la imagen de votar del brazo de PP y Ciudadanos contra Sánchez le despierta algo más que grima.
Antes de las palabras de Torra este miércoles, el presidente del grupo de los republicanos en el Congreso, Joan Tardà, tuiteó una serie de consideraciones a modo de aviso para navegantes. “Hemos dicho siempre lo mismo y lo cumpliremos: para que hasta negociación de presupuestos [Sánchez] se debe de ‘mover’ en lo judicial y avanzar hacia un referéndum”.

Voto por separado

Por su parte, el PDECat estudia la posibilidad de un cambio en el debate de las enmiendas a la totalidad, para que se puedan votar por separado. Es decir, que los posconvergentes presentarían su propia enmienda con un contenido evidentemente soberanista, con la intención de marcar perfil pero sin la intención real de que esta enmienda logre la mayoría, porque el PP y Ciudadanos -aparte del Gobierno- rechazarían su contenido. Al mismo tiempo, el PDECat podría votar contra las enmiendas de populares y naranjas. Si se mantiene la votación en bloque de todas las enmiendas, este posible movimiento táctico del PDECat no podría ponerse en práctica.

Y pese a que la intención de los partidos es no tumbar de entrada las cuentas, el 'president' mantiene la tensión con la Moncloa y sostiene que es compatible proseguir con la mano tendida al diálogo y la negociación con el Gobierno y al mismo tiempo hacer fracasar de entrada los presupuestos, porque en este caso, según Torra, el Gobierno no se ha movido "ni un milímetro" desde la moción de censura respecto a la situación de los presos y "exiliados" y el derecho de autodeterminación de Catalunya. "El presidente Sánchez ha de ser valiente, se ha de mover, si se mueve, si hay una decisión política sobre el ejercicio del derecho a la autodeterminación [de Catalunya] contará con el apoyo para tirar adelante la tramitación de los presupuestos", reclama el 'president'.