Ir a contenido

LEYES SOCIALES

La CUP reprocha al Govern "rebajar" las leyes suspendidas por el TC para recuperarlas

Cree que esta actitud es una muestra de la falta de voluntad de "superar" los límites constitucionales

El Periódico

El diputado de la CUP Carles Riera, en el Parlament.

El diputado de la CUP Carles Riera, en el Parlament. / JOAN CORTADELLAS

La CUP ha anunciado este miércoles que cree que el Govern "rebaja" las leyes sociales suspendidas por el Tribunal Constitucional que se quieren recuperar porque "no tiene la voluntad de superar los límites constitucionales", y ha criticado esta actitud porque entiende que supone una renuncia a mejorar las condiciones de vida de muchos ciudadanos.

Esta reacción llega después de que el Govern aprobase este martes la memoria preliminar de una norma que busca "dar efectividad" a los artículos de cuatro leyes aprobadas por el Parlament que fueron luego suspendidas o anuladas parcialment por el TC: la ley de igualdad entre mujeres y hombres; la del cambio cambio climático; la de asociaciones de consumidores de cánnabis; y la de la Agència Catalana de la Protecció Social. 

La CUP se ha pronunciado a través de un comunicado señalando que la forma con la que el Govern desea recuperar las leyes sociales suspendidas "evidencia la imposibilidad de realizar una auténtica transformación de las políticas sociales, medioambientales o de redistribución de la riqueza en el marco constitucional y autonómico actual".

También demuestra, ha añadido la CUP, "la falta de voluntad política del Govern de superar las imposiciones de unos tribunales que legislan en contra de los derechos y necesidades de la gente".

Las leyes suspendidas fueron aprobadas en el Parlament 

Los anticapitalistas han recordado que las leyes suspendidas o anuladas fueron aprobadas por una amplia mayoría en el Parlament, y suponían "solo una mínima expresión de las medidas paliativas y de urgencia para hacer la vida más soportable a las clases populares".

En opinión de la CUP, que el Govern esté dispuesto a "rebajar" el contenido de estas leyes "supone renunciar de nuevo a cualquier iniciativa legislativa del Parlament en favor de la mejora de las condiciones de vida de la clase trabajadora y de las personas con menos recursos y que se encuentran en el umbral de la pobreza".

"Los derechos, y sobre todo los derechos sociales, no se negocian, sino que se ejercen ante unos tribunales políticos como el TC que hace demasiado tiempo que solo sirven para recortar y negar derechos fundamentales, en un Estado donde el poder político y judicial está al servicio de las grandes empresas del Ibex 35", han destacado los anticapitalistas.

Por este motivo, la CUP  ha instado a "hacer efectivas inmediatamente todas aquellas leyes sociales anuladas o suspendidas por el TC y a dejar de someterse a la voluntad del Estado español en contra de los intereses de una mayoría".

Asimismo, ha invitado al resto de grupos parlamentarios "a elegir entre la legalidad constitucional que sistemáticamente se pone del lado de los bancos, de los poderosos y de las empresas del Ibex 35, o del lado de la gente y a favor de la vida".