Ir a contenido

Sánchez dará el espaldarazo a Collboni como alcadable del PSC en Barcelona

El acto del sábado servirá para dar inicio a la precampaña del candidato socialista

Roger Pascual / Toni Sust

Iceta y Collboni.

Iceta y Collboni. / ARCHIVO / EFE

Pedro Sánchez dará el próximo sábado el espaldarazo a Jaume Collboni como alcadable del PSC en Barcelona. La visita del presidente del Gobierno a la capital catalana servirá no solo para iniciar su campaña para aprobar los presupuestos, sino también para dar el pistoletazo de salida a la precampaña de las municipales del candidato socialista al Ayuntamiento de Barcelona.

Se pondrá así fin a los rumores sobre si Collboni, responsable de política municipal del PSC, repetiría o no como cabeza de lista en Barcelona. Pese a que había sido elegido en abril del año pasado candidato por la militancia en un proceso de primarias, los socialistas habían sondeado con posterioridad varias alternativas, viendo los movimientos que se estaban produciendo en las otras formaciones, como el fichaje de Manuel Valls por Ciutadans o la apuesta de ERC por el 'exconseller' Ernest Maragall en sustitución de Alfred Bosch. No solo buscaron opciones dentro del partido sino también fuera, llamando a la puerta de Antón Costas, catedrático de Economia y expresidente del Círculo de Economía de Barcelona, y Helena Guardans, presidenta de Sellbytel/Webhelp y a la que Ada Colau ya quiso en la presidencia de Fira de Barcelona.

En una encuesta interna encargada por el PSC, Collboni era la segunda opción preferida para Barcelona, por delante del exalcalde Jordi Hereu y el ministro de Exteriores Josep Borrell, y solo superado por el primer secretario del partido, Miquel Iceta. Al ver que continuaba el run-rún cuestionando su candidatura, Collboni reivindicó el lunes que el PSOE le diera su apoyo. Un espaldarazo que recibirá de forma definitiva del mismo Sánchez este sábado a mediodía en el Centro de Convenciones Internacional de Barcelona, junto al parque del Fòrum.

De esta forma, Collboni y Ada Colau serán los dos únicos cabezas de cartel que repetirán respecto al 2015, ya que la mayoría de partidos han apostado por nuevas caras para la contienda del próximo mes de mayo. El aterrizaje de Valls es, sin duda, la principal novedad de momento en el campo de batalla barcelonés. ERC decidió hacer una apuesta fuerte intentando llevar a otro Maragall a la alcaldía. El PP ha acabado poniéndose en manos de Josep Bou, después de que Alberto Fernández Díaz decidiera no presentarse de nuevo a la alcaldía, tras más de dos décadas en el consistorio. Solo quedan por resolver las incógnitas de quién encabezará las listas de la CUP (María José Lecha, alcaldable hace cuatro años, dejó su acta de concejal el pasado mes de junio) y del espacio posconvergente. Como publicó hace casi dos meses este diario, el 'exconseller' Joaquim Forn, encarcelado en Lledoners, se perfila como candidato del PDECat. Elsa Artadi, consellera de Presidència, podría ser su número dos y virtual aspirante a la alcaldía.