Ir a contenido

Primera celebración con Sánchez de presidente

El Rey vincula en la Pascua Militar Ejército y Constitución

Felipe VI valora como "indispensable" el "compromiso" de los militares "con los valores democráticos"

Margarita Robles afirma la necesidad de mantener a las Fuerzas Armadas al margen de decisiones partidistas

Juan José Fernández

El Rey, durante su salutación este domingo con motivo de la Pascua Militar.

El Rey, durante su salutación este domingo con motivo de la Pascua Militar. / Chema Moya (EFE)

La enseña de España es "una bandera de todos cuyo escudo es reflejo de nuestra historia y diversidad", ha subrayado Felipe VI este domingo en su discurso de celebración de la Pascua Militar.

El Rey ha querido comenzar su tradicional salutación a los tres ejércitos, la Guardia Civil y el CNI aludiendo a la bandera como representación de "nuestro deseo de seguir construyendo una sociedad libre y democrática, de acuerdo con los principios recogidos en nuestra Constitución".

La palabra "todos" también ha sido pronunciada con énfasis por la ministra de Defensa, Margarita Robles, que ha se ha referido al 40 aniversario de la Constitución Española con "orgullo" por cuanto la ley de leyes supone "un marco de convivencia en el que todos tienen cabida".

Las alusiones a la Constitución, los valores democráticos y la unidad y diversidad de España han sido los ejes de las intervenciones del Jefe del Estado y de la ministra en el Salón del Trono del Palacio Real de Madrid, en la primera Pascua Militar que se celebra con Pedro Sánchez en la Moncloa. El Rey y doña Letizia han presidido una ceremonia a la que, además del presidente del Gobierno, también ha acudido el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.

Ejército constitucional

El Rey ha querido incluir su felicitación anual a los militares en el marco simbólico del 40 aniversario de la Constitución, afirmado que las cuatro décadas de democracia transcurridas en España "no podrían entenderse plenamente sin reconocer la profunda identificación con la Constitución que han demostrado los integrantes de nuestas Fuerzas Armadas, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y Servicios de Inteligencia". 

Felipe VI ha recordado que "el compromiso" de los militares "con los valores democráticos ha sido indispensable" para conseguir la estabilidad y la seguridad de España. El Rey ha hecho referencia al "respeto a los derechos humanos y a  la dignidad de las personas -especialmente las más débiles-, la igualdad, la justicia, la integridad personal y profesional" como "los principios y valores que se convierten en norma de vida para los militares".

El jefe del Estado ha hecho mención también a "la abnegación" de las Fuerzas Armadas en la "defensa de la seguridad y libertad de todos los españoles y de sus instituciones democráticas", para pasar a recordar a las víctimas del terrorismo, ante el cual  "a los españoles nunca nos venció el desánimo".

Alusión a los Mossos

Los discursos solmnes del Rey y de la titular de Defensa sirven para inaugurar el año castrense. La ministra Margarita Robles ha subrayado la necesidad de "mantener la labor de las Fuerzas Armadas y la Guardia Civil alejadas de decisiones partidistas o coyunturales", pues los ejércitos "son principales garantes del ordenamiento constitucional".

Robles hacía esta advertencia casi al tiempo de que, en la celebración de la Pascua Militar en Barcelona, el teniente general inspector general del Ejército, Fernando Aznar Ladrón de Guevara, expresara su deseo de que los Mossos d'Esquadra "puedan seguir ejerciendo eficazmente sus funciones públicas, con normalidad, sin presiones, y en perfecta sintonía con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado velando por la defensa de la ley, la seguridad y el orden público en Catalunya".

El general Aznar ha recordado vínculos entre el cuerpo de Mossos y las Fuerzas de Seguridad del Estado, y ha expresado "el reconocimiento y sincero afecto" del Ejército por la policía catalana.

Robles ha aludido al 30 aniversario del comienzo de la participación de los militares españoles en misiones internacionales de paz y seguridad, lo cual le ha servido para subrayar en dos ocasiones durante su intervención el "notable liderazgo institucional" de España en las misiones militares de la Unión Europea, como "el mayor contribuyente de efectivos", con especial incidencia en Oriente Medio. 

La ministra ha aprovechado para hacer tres anuncios: que en el próximo mes de marzo Rota se convertirá en la principal base naval de mando de la Operación Atalanta contra la piratería en el Océano Índico, que su departamento prepara "un plan de conciencia y cultura de Defensa" dirigido a la sociedad, y que trabaja en "un plan de choque en bases y acuartelamientos" para "revertir la situación que los años de crisis ha generado en las condiciones de vida de los militares".

Robles ha subrayado el positivo impacto "en la creación de empleo" de las inversiones en Defensa, citando programas industriales como los de las fragatas y submarinos S80 o los de renovación de los cazas Eurofighter y los satélites de apoyo a la Defensa.  

Entre el centenar de militares reunidos en el Salón del Trono del Palacio Real, han escuchado estas promesas el Jefe del Estado Mayor de la Defensa (Jemad), general Fernando Alejandre, y los generales jefes de los estados mayores del Ejército, Francisco Javier Varela, y del Ejército del Aire, Javier Salto Martínez-Avial, además del almirante general jefe de Estado Mayor de la Armada, Teodoro López Cálderón, y el director general de la Guardia Civil, Félix Vicente Azón.

Este año, en la quinta Pascua Militar que preside, el Rey Felipe ha retomado el formato habitual de la celebración después de que, el año pasado, estuvieran presentes como excepción los reyes eméritos, don Juan Carlos I y doña Sofía.

236 años de tradición

La celebración de la Pascua Militar es una de las tradiciones más viejas de las Fuerzas Armadas. La instauró el rey Carlos III en 1782 para celebrar la recuperación de la isla de Menorca de manos de los británicos por la acción de una armada hispanofrancesa y la Infantería de Marina española.

El monarca mandó a los virreyes, gobernadores, capitanes generales y comandantes que cada 6 de enero reuniesen a sus guarniciones para felicitar a sus miembros.

En la versión moderna de la celebración, además de la cúpula de los ejércitos y la Armada participan también la de la Guardia Civil y las de las reales órdenes de San Fernando y San Hermenegildo.