28 nov 2020

Ir a contenido

mensaje de fin de año

El Gobierno responde a Torra: "Diálogo y ley, frente al monólogo independentista"

PP y Cs compiten en demonizar el discurso de Torra y el PSC lo ve anclado en el pasado

Casado exige a Sánchez que "ponga orden" ante unos independentistas "descontrolados"

El Periódico

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en su comparecencia de balance del año.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en su comparecencia de balance del año. / JOSÉ LUIS ROCA

El Gobierno ha insistido este lunes en que su respuesta al mensaje institucional de Fin de Año del presidente de la Generalitat, Quim Torra, es la que viene dando reiteradamente: "Diálogo y ley, frente al monólogo independentista".

Fuentes de Moncloa han reiterado que "hay salidas para resolver los problemas y las necesidades de todos" pero "dentro de la Constitución y con los valores propios de una democracia".

Anoche, en el primer mensaje institucional como presidente de la Generalitat, Torra pedía al Gobierno "voluntad de encarar un diálogo creíble, sincero y valiente" que posibilite "una solución democrática y política".

En este sentido, el Ejecutivo de Pedro Sánchez ha recalcado que su respuesta es "diálogo y ley" pero siempre, ha dicho, "pensando en los problemas reales de los ciudadanos, de todos los catalanes, no solo de una parte".

Reacción de PP y Cs

Por su parte, la oposición, en su carrera por ver quién muestra más contundencia para con el independentismo mientras sienten el aliento de Vox por el extremo derecho, tanto el PP como Ciudadanos han salido en tromba a demonizar el mensaje de Fin de Año del 'president' Quim Torra, que ha dado más madera a sus antagonistas con su llamamiento a "rebelarse" para "hacer caer los muros de la opresión". Tanto populares como 'naranjas' han venido a reclamar más mano dura con el soberanismo.

Por ejemplo, el líder del PP, Pablo Casado, ha acusado al jefe del Govern de  "llamar a la sublevación" y "arengar a la violencia" y ha exigido al presidente del Ejecutivo central, Pedro Sánchez, que "ponga orden" porque los independentistas andan "descontrolados" y "esta nueva amenaza no puede quedar impune". "¿A qué espera Sánchez para poner orden y preservar la unidad de España? 155 ya", ha escrito Casado en su cuenta oficial de Twitter.

"El líder de una secta"

El presidente del PPC, Alejandro Fernández, tampoco ha querido quedarse corto. "Como si del líder de la secta del sol se tratase, Quim Torra pretende un imposible (ninguna región de la Unión Europea tiene derecho a la autodeterminación) y llama a sus fieles a "rebelarse y sacrificarse" cuando la realidad se imponga. Un peligro", ha escrito Fernández también en Twitter.

Por su parte, la líder de Ciudadanos en Catalunya, Inés Arrimadas, considera que el jefe del Govern "se ratifica en el desafío separatista e insiste en seguir con el golpe". "Ignora a la mayoría de catalanes y pide a los suyos que se 'rebelen'", ha reprochado la dirigente liberal, que ha calificado de "peligro público a Torra" y ha pedido a Sánchez que "reaccione".

Las palabras de Arrimadas han encontrado eco en la reacción de su candidato para las elecciones municipales de Barcelona, Manuel Valls. "Un discurso inquietante de Quim Torra que nada tiene que ver con la convivencia", ha escrito el exprimer ministro francés en Twitter. "Un discurso de ruptura y de enfrentamiento que la mayoría de los catalanes rechazamos. ¡Prou! (¡Basta!)", ha proseguido.

Discurso parcial

Por su parte, el líder del PSC, Miquel Iceta, también ha criticado que Torra no se haya dirigido "al conjunto de los catalanes y las catalanas".

"Es un discurso anclado en el año 2017 y no pensado para el año 2019. No permite avanzar hacia una solución acordada. Y por todo eso no es un discurso útil para avanzar", ha sostenido el dirigente socialista.