Ir a contenido

El Rey alerta del riesgo de que renazca rencor entre españoles

Felipe VI valora el pacto de convivencia logrado en la Transición

Afirma que mantener la concordia exige "respeto" a la Constitución

Pilar Santos

Felipe VI: La convivencia exige respeto a nuestra Constitución. / (CASA REAL) (ATLAS VÍDEO)

El Rey dedicó el discurso de Nochebuena a subrayar el valor del pacto de convivencia que los políticos de la Transición alcanzaron “a pesar de estar muy distanciados por sus ideas y sentimientos”. El jefe del Estado no quiso este año acercar la lupa al desafío independentista catalán ni a ningún otro problema social, como la corrupción o el paro, y consideró necesario destacar el éxito de una España que supo salir de 40 años de dictadura y lograr “una democracia asentada” con principios equivalentes a las del “entorno” europeo.

En el discurso, pronunciado en el Salón de Audiencias del Palacio de la Zarzuela, Felipe VI destacó la obligación de reconocer y apreciar ese hito para no dar pasos atrás. El Monarca reclamó el “respeto a las personas, las ideas y los derechos de los demás", y la determinación de cuidar y reforzar los “profundos vínculos” que unen a los españoles. “[Todo esto] es incompatible con el rencor y el resentimiento, porque estas actitudes forman parte de nuestra peor historia y no debemos permitir que renazcan”, alertó.

Según el jefe del Estado la superación de los “grandes problemas y de las injusticias nunca puede nacer de la división, ni mucho menos del enfrentamiento, sino del acuerdo y de la unión ante los desafíos y las dificultades”. 

La alocución navideña del Rey llega después de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, celebrara, el viernes, un Consejo de Ministros en Barcelona, en un gesto por rebajar la tensión institucional con la Generalitat de Quim Torra, con el que también se reunió en privado la víspera. PP y Ciudadanos cargaron contra esa cita, en la que ven una traición a la unidad de España mientras miran de reojo a Vox. El partido de ultraderecha, liderado por Santiago Abascal, logró 12 escaños en las elecciones autonómicas andaluzas del 2 de diciembre y mantiene un discurso muy duro en contra del soberanismo catalán, la inmigración y la ley de violencia de género.

Fotografía de Leonor

La convivencia, destacó Felipe VI, exige el “respeto” a la Constitución, a la que no ve como “una realidad inerte, sino una realidad viva que ampara, protege y tutela” los derechos y libertades de todos los españoles. Mientras decía estas palabras, sobre la consola del fondo en la imagen, se veía una fotografía de su heredera, la Princesa de Asturias, el pasado 31 de octubre, cuando leyó el artículo 1 de la Carta Magna

Vivir en democracia y libertad, afirmó el Monarca, fue el principal legado de la Transición a las siguientes generaciones. “Quienes fuisteis protagonistas o testigos de la transición estoy seguro de que entenderéis muy bien lo que acabo de decir”, aseguró. Y entonces se dirigió a los jóvenes. “Tenemos el deber de haceros partícipes de ese periodo de nuestra historia (…) por qué y cómo ha avanzado y prosperado tanto nuestra sociedad desde entonces”, continuó. “La convivencia es el mayor patrimonio que tenemos los españoles”, señaló antes de pedir que hay que “evitar que se deteriore o se erosione”. “Debemos defenderla, cuidarla, protegerla; y hacerlo con responsabilidad y convicción”, añadió.

Alejar el pesimismo

Felipe VI considera que hay que sentir “orgullo” por el camino recorrido y alejar el “desencanto” y el “pesimismo” para poder alcanzar “consensos cívicos y sociales que aseguren el gran proyecto de modernización de España”.

El discurso fue algo más breve que el del año pasado, apenas un minuto menos, y la escenografía elegida, en el Salón de Audiencias, incluyó tres libros sobre la consola: un volumen histórico sobre 'La insigne Orden del Toisón de Oro' y otros dos titulados 'Reyes de España en la Filatelia' y 'La Real y Distinguida Orden Española de Carlos II'. Los cuadros, los habituales de esa estancia, pertenecen al pintor italiano del siglo XVIII Corrado Giaquinto.