Ir a contenido

ACTO POLÍTICO

La ANC avisa al Govern de que "si no cumple, la única alternativa será su sustitución"

Paluzie pide a JxCat y ERC que "si tienen que negociar" con el Estado, lo hagan "sin derrochar victorias"

La entidad soberanista fija la vía unilateral hacia la independencia como "la única posible"

Júlia Regué

La ANC avisa al Govern de que "si no cumple, la única alternativa será su sustitución"

CARLOS MONTANYES

Rapapolvo de la ANC al Govern un día después de que el ‘president’ Quim Torra haya agotado el ultimátum para "fijar una única y nítida estrategia para la implantación de la república" como urgía la entidad soberanista. Elisenda Paluzie dejó caer nuevas movilizaciones en las calles contra el Ejecutivo y elevó el tono contra su forma de pilotar la Generalitat: "Si el Govern no cumple la única alternativa será su sustitución", proclamó, ovacionada por un auditorio medio lleno.

La presidenta de la ANC se comprometió frente a los suyos, congregados en el Auditorio del Fòrum de Barcelona, a "fiscalizar" todos los pasos del Govern y a señalar "incumplimientos" en cuanto a una hoja de ruta hacia la independencia inexistente. "No queremos esperar siete años a una eventual sentencia de Estrasburgo para liberar a los presos y que vuelvan los ‘exiliados’. Sabemos que con la independencia serán libres", aseguró.

Paluzie afeó a Torra que "no haya tratado" de materializar la secesión y cargó con todo contra JxCat y ERC por "no haber desobedecido" ante la anhelada restitución del anterior equipo: "Vemos que esta mayoría [en el Parlament] es inefectiva. Los problemas de antes no se han resuelto, se han agravado. Tenemos que dejar de engañarnos", censuró.

La parte más contundente de su intervención se centró estrictamente en los socios de Govern y, de hecho, celebró nuevas alianzas con la Esquerra Independentista, movimiento en el que participa la CUP. "Si tenéis que negociar, hacedlo con moral de victoria. Hemos ganado muchas veces. No derrochéis las victorias", pidió a los primeros. "No aceptaremos pasos atrás. Pedir ahora un referéndum acordado con tres opciones nos vuelve al 2013. Nos debilita, no sirve de nada", alertó, para hurgar después en la vía unilateral "como único escenario posible". Ningún miembro del Govern acudió a la cita para oír sus reclamos, pero sí figuraron segundas espadas de los partidos que lo apoyan: Albert Batet (JxCat), Isaac Peraire (ERC) y Toni Morral (Crida Nacional per la República).

Dudas sobre una estrategia unitaria

Aseguró que mantienen conversaciones para tejer una estrategia unitaria pero dudó de que lleguen a buen puerto. "Las posiciones son distantes porque no para todos significa lo mismo el 1-O y tampoco hay acuerdo en qué hacer a partir de ahora, ni en cuándo ni cómo hacer la independencia", admitió, con aires de frustración. "No nos levantaremos de la mesa de momento pero trataremos de hacer una presión mas efectiva", apostilló, preocupada porque, a su juicio, "la represión desorienta y divide" al independentismo.

Sobre los CDR, Paluzie mantuvo que no se la vería "criminalizándolos ni pidiendo que se quiten la capucha cuando hay personas a las que se les ha aplicado ley antiterroristas por si se prueba un bloqueo de vías" y se preguntó "qué pasa en el cuerpo de los Mossos".

Nuevas campañas

Miembros de la entidad comentaban que nunca habían protagonizado una escenificación similar. Aprovecharon la ocasión para celebrar un incremento de socios de pleno derecho, de unos 40.300 a más de 46.500 en ocho meses, además de unos 55.000 simpatizantes que no pagan cuota.

La ANC usó el acto para patrocinar nuevas campañas decididas a "impulsar el mandato del 1-O": sus "primarias" para las municipales del 2019, el listado de consumidores y empresas "comprometidos con la república" y una iniciativa para "internacionalizar" los juicios.