Ir a contenido

POSICIONAMIENTO OFICIAL

Protección de Datos advierte que los partidos no podrán usar 'big data' para inferir ideologías políticas

El organismo público advierte que vulnera derechos constitucionales

Carmen Jané

Urnas en las elecciones del 2008. 

Urnas en las elecciones del 2008. 

Ya se habían mostrado reacios a la nueva ley que permite a los partidos políticos recopilar información sobre las preferencias ideológicas de los votantes, pero este miércoles la Agencia Española de Protección de Datos ha sido contundente. Un informe de 20 páginas de este organismo dictamina que no está permitido usar big data ni programas de análisis masivo para inferir la ideología política de las personas a partir del análisis, por ejemplo, de las redes sociales.

El informe, publicado en su web, señala que la nueva Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG) no puede saltarse ni el Reglamento Europeo de Protección de Datos ni la ley española todavía vigente (LOPD) para permitir a los partidos políticos crear bases de datos sobre la ideología de los votantes más allá que listados de posibles simpatizantes a los que pedir el voto.

La AEPD recuerda que tanto estas leyes como la Constitución no permiten extraer, almacenar y procesar datos relativos a la ideología de las personas, ya sean opiniones políticas, afiliación sindical o credo religioso. Por tanto, en todo caso, los partidos y solo en periodo electoral podrían dirigirse a aquellas personas que hayan manifestado su voluntad de recibir información o muestren de forma pública su ideología en las redes. 

Solo perfiles públicos

La agencia recuerda que no se pueden utilizar manifestaciones que se hayan expresado en entornos cerrados. Por ejemplo, en un perfil de Facebook o Twitter que solo pueden ver un grupo cerrado de amigos. Si un perfil de Twitter es público y el ciudadano exhibe su ideología política, esa información se puede usar. Y afirma que no se admiten el microtargeting (acciones muy dirigidas) para "forzar o desviar" la voluntad de los electores.

El gabinete jurídico del organismo estatal considera que si se usara big data para "inferir ideologías" a partir de datos no públicos y sin la única finalidad de "recabar el voto", que es la única que admite, se vulneraría el derecho constitucional a no declarar la ideología. 

La AEPD recuerda a los ciudadanos que se puede pedir no figurar en el censo que las administraciones públicas pasan a los partidos políticos para que envíen publicidad, y no únicamente la rectificación o modificación de datos. También limita el tratamiento de esos datos solo al "periodo electoral".