Ir a contenido

Comisión de Interior en el Congrreso

Interior asegura que no acerca presos de ETA sin informar antes a las víctimas

La diputada del PP María del Mar Blanco denuncia "el fin de la dispersión" y que se está beneficiando "a etarras orgullosos de su pasado"-

El secretario general de Instituciones Penitenciarias segura desconocer cómo viven los políticos presos en Lledoners

Juan José Fernández

El secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Luis Ortiz González, junto al presidente de la Comisión de Interior del Congreso, el exministro de Justicia Rafael Catalá, durante su comparecencia.

El secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Luis Ortiz González, junto al presidente de la Comisión de Interior del Congreso, el exministro de Justicia Rafael Catalá, durante su comparecencia. / El Periódico

El secretario general de Instituciones Penitenciarias, Angel Luis Ortiz González, ha negado este jueves ante la Comisión de Interior del Congreso que se esté cambiando el trato a los presos de la banda terrorista ETA. Interior lleva realizados seis acercamientos de estos reclusos y cinco progresiones de grado desde 2012, cuando, solo entre el 16 de septiembre de 1998 y el 28 de noviembre de 1999 -"creo que bajo gobierno del Partido Popular", ha recordado Ortiz- se produjeron 133 traslados.

Ortiz ha soltado el dato para responder a las críticas de la diputada popular Maria del Mar Blanco, quien ha asegurado durante una intervención previa en la Comisión de Interior del Congreso que Interior "ha acercado presos que no han aceptado colaborar con la Justicia esclareciendo crímenes que aún permanecen impunes".

Son presos de la banda terrorista que, en su opinión, "no han mostrado el más mínimo arrepentimiento, pues mostrarlo implica colaborar con la Justicia". Blanco ha denunciado "el fin de la política de dispersión" de presos etarras, y ha preguntado al alto cargo del Ministerio del Interior: "¿Va a continuar acercando a terroristas orgullosos de su pasado?"

Informar a las víctimas

Angel Luis Ortiz ha argumentado que todos los acercamientos de presos y sus progresiones de grado penitenciario se hacen "aplicando rigurosamente la ley". Y todos los cambios de tratamiento se hacen "previo informe del órgano colegiado de la prisión al que legalmente corresponde", que es la Junta de Tratamiento.

En los tres acercamientos que ha concedido Interior bajo el actual Gobierno socialista, los presos, ha dicho Ortiz, "han pagado su responsabilidad civil y han firmado rechazar la violencia". Por una instrucción que recibió del ministro Fernando Grande-Marlaska al estrenarse en el cargo, ha contado Ortiz, "no se adopta ninguna decisión sobre acercamiento o progresión de grado sin notificarlo antes a las víctimas".

En su turno de intervención, la diputada de EH-Bildu Marian Beitialarrangoitia ha querido denunciar que "el 95 por ciento de los presos" de ETA "están en primer grado penitenciario, si bien en módulos ordinarios de segundo grado, lo cual demuestra que reunen las condiciones para que se les cambie de grado, y no se les concede".

Presos en Lledoners

El secretario general de Instituciones Penitenciarias no ha querido responder a una pregunta final del portavoz de Ciudadanos en la comisión, Miguel Ángel Gutiérrez, sobre las condiciones en que viven su reclusión los presos independentistas catalanes sus prisiones preventivas.

"¿Es normal lo que pasa en Lledoners? ¿Es normal que tengan despacho, que reciban hasta dos visitas al día?", le ha planteado Gutiérrez. Ortiz le ha dicho, simplemente: "No gestiono las prisiones catalanas. Desconozco con detalle lo que allí está sucediendo".

"Usted no es ajeno a esa información. Seguro que lee la prensa y se entera perfectamente", le ha espetado Gutiérrez. Y ha querido cerrarle el paso con una nueva pregunta: "Cuál es el número máximo de visitas que puede recibir un preso, exceptuando las de su abogado, en una prisión gestionada por usted?"

Ortiz ha vuelto a decir que no opinará "sin datos objetivos", y ha respondido que en las prisiones bajo administración del Estado se permiten a la semana dos visitas de familiares y un vis a vis. Hay además "visitas institucionales" de diputados o personal de embajadas, que se permiten en todos los casos si las acepta el recluso.