Ir a contenido

COMISIÓN SENADO

Iglesias admite la "nefasta" situación de Venezuela

El secretario general de Podemos reconoce que no comparte las opiniones políticas que manifestó en el pasado

Se ha discupaldo por la "broma machista inaceptable" que hizo en 2016 sobre Mariló Montero

Miguel Ángel Rodríguez

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, en la comisión sobre la financiación ilegal de los partidos del Senado / FOTO: JOSE LUIS ROCA / VIDEO: EFE

Cinco años después de conceder una entrevista a la televisión venezolana, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, tuvo que escucharse a sí mismo diciendo que Venezuela era "una referencia fundamental para los ciudadanos del sur de Europa". Sin embargo, tras ver las imágenes, Iglesias aseguró que, actualmente, la "situación política y económica" de Venezuela es "nefasta". Un punto de inflexión en la posición de Iglesias respecto al régimen de Nicolás Maduro.   

En la Comisión sobre la Financiación de los Partidos Políticos del Senado fue donde el senador del PP Luís Aznar tiró de hemeroteca para recordar a Iglesias su vínculo con el país latinoamericano. En el fragmento elegido de la entrevista, el líder morado llegaba a admitir que echaba "mucho de menos" al fallecido expresidente de Venezuela Hugo Chávez y admitía que "envidiaba" a los españoles que vivían en el país. Ahora se "arrepiente" de sus palabras pasadas. 

"He podido decir cosas y opiniones políticas que ahora no comparto. Creo que rectificar en política está bien", aseguró Iglesias cuando Aznar le preguntó por su relación con Venezuela. Para eliminar cualquier sombra de dudas, continuó insistiendo en que las opiniones que vertió "hace algunos años no se corresponden" con su actual pensamiento. Sin embargo, el dirigente morado dejó claro que las "tontería que haya podido decir" en el pasado "difícilmente tienen que ver con el objeto de la comisión, que es la financiación de Podemos". A este respecto aseguró que Podemos no recibió financiación de ningún "Gobierno extranjero" de manera "directa o indirecta". 

"Broma machista"

El senador popular también ha sacado a relucir un mensaje que Iglesias mandó en 2016 en el que decía sobre la periodista Mariló Montero que la "azotaría hasta que sangrara". Tras reconocer sus equivocaciones sobre Venezuela, el dirigente morado también se ha disculpado por este mensaje que el mismo ha calificado como "una broma machista imperdonable".

"A veces he hecho comentarios que cuando lees después dices: es impresentable. Ahí lo que uno puede hacer es pedir disculpas y decir: Lo siento mucho y esto lo hice mal", ha insistido Iglesias después de reconocer que siente "muchísima vergüenza".

Niega financiación de Venezuela

Sobre la financiación de su partido, Iglesias se ha mostrado tajante al asegurar que no han recibido dinero del Gobierno venezolano ni de otros Gobiernos extranjeros, "ni directa ni indirectamente". "Nuestra formación se financia con arreglo a la ley", ha sentenciado. Unas afirmaciones que ha sostenido con la lectura de diez autos judiciales que no dan por probada la financiación ilegal del partido morado. "Nadie ha sido capaz de transformar las acusaciones que se han hecho sobre nosotros en una resolución judicial", ha concluido. 

El momento más tenso de la jornada se ha vivido cuando Iglesias ha hecho referencia a las conclusiones que alcanzó la comisión de Investigación de la utilización partidista del Ministerio del Interior. "Su partido utilizo el Ministerio del Interior para proteger a delincuentes fabricar pruebas falsas", ha sentenciado Iglesias. Una afirmación que ha ofendido a Aznar, que le ha retado a acudir a los tribunales si tiene "pruebas reales".