Ir a contenido

LA CRISIS CATALANA

España pide una reunión a Eslovenia con motivo de la visita de Torra

Exteriores niega que el embajador en este país haya sido citado por el ministro esloveno, como asegura la prensa local

El Periódico

El ministro de Exteriores de Eslovenia, Miro Cerar.

El ministro de Exteriores de Eslovenia, Miro Cerar. / DARKO BANDIC (AP)

El Gobierno español ha solicitado una reunión al Ejecutivo de Eslovenia con motivo de la visita que el 'president' Quim Torra realizó el fin de semana pasado a este país, donde apeló a la vía que se siguió allí para lograr la independencia de Yugoslavia, provocando la enésima polémica por aludir a un proceso que se saldó con decenas de muertos.

Según fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, el embajador español en Eslovenia, José Luis de la Peña, se reunirá mañana jueves con el delegado en Europa del ministerio de Exteriores de este país en respuesta a esta petición española.

Las citadas fuentes desmienten así las informaciones publicadas en la prensa eslovena, según las cuales De la Peña había sido convocado hoy en el Ministerio de Exteriores esloveno por las declaraciones del Gobierno español rechazando la vía eslovena.

La versión de Eslovenia

Según el diario 'Delo', el departamento dirigido por Miro Cerar quiere explicar que la independencia eslovena "no fue un acto violento", sino que Eslovenia "se vio obligada a defenderse contra la agresión del ejército federal". El Gobierno de Liubliana también transmitirá al embajador español su posición sobre Catalunya.

Todo ello se produce tras las críticas por parte del Ejecutivo español a las declaraciones del presidente catalán, Quim Torra, en las que habló del proceso de independencia vivido en Eslovenia en 1991. Torra se había reunido antes con el presidente esloveno, Borut Pahor.

El ministro español de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, calificó el lunes de "grave irresponsabilidad" proponer para la "vía eslovena" para lograr la independencia de Catalunya, "con todas las consecuencias" y "dispuestos a todo", porque es "apelar a una solución violenta que fue el detonante de la guerra en Yugoslavia, la peor en suelo europeo desde 1945".

"Solo desde una extrema ignorancia se puede comparar la Eslovenia de la Yugoslavia de 1990, todavía de partido único, con la Catalunya de la España de 2018", enfatizó el jefe de la diplomacia española en una primera reacción en Twitter a las palabras de Torra.

Declaraciones del 2017

En declaraciones el mismo lunes desde Bruselas, Borrell recordó que su homólogo esloveno ya dejó claro en el 2017 cuando era primer ministro que el caso soberanista catalán "no tenía nada que ver" con la situación de Eslovenia en los años 90 después.

"Siendo primer ministro había hecho unas declaraciones diciendo que no tenía nada que ver la situación de Eslovenia en el año 90 con la situación de Catalunya ahora", explicó el ministro español en referencia a unas declaraciones que hizo el entonces jefe del Ejecutivo esloveno a la prensa a su llegada a la cumbre de líderes de la UE el 19 de octubre de 2017 al ser preguntado por la cuestión tras la consulta del 1-O.

Cerar aseguró entonces que su Gobierno valora "mucho el derecho a la autodeterminación" pero dejó claro que la independencia de Eslovenia fue un caso "completamente diferente" a la situación en Catalunya, donde la reivindicación independentista "debe resolverse en línea con el orden constitucional de España" y "sin violencia, democráticamente y con diálogo".