Ir a contenido

OPERACIÓN KITCHEN

La policía abre expediente al chófer de Bárcenas tras negarse a declarar por la operación Kitchen

Anticorrupción, que no pide medidas cautelares para Ríos, le citó para aclarar si actuó por encargo del excomisario

El ahora policía abandona la Audiencia Nacional con un casco de moto para preservar su imagen

Ángeles Vázquez

El chófer de Luis Bárcenas sale de declarar en la Audiencia Nacional.

El chófer de Luis Bárcenas sale de declarar en la Audiencia Nacional. / DAVID CASTRO

La Policía ha abiero expediente a Sergio Ríos, quien fue chófer del extesorero del PP Luis Bárcenas, tras negarse a declarar este miércoels ante el juez de la Audiencia Nacional Diego de Egea. El agente, que eludió a los periodistas al abandonar la sede judicial con un casco de motorista en la cabeza, estaba citado como imputado a petición de la Fiscalía Anticorrupción para aclarar su participación en la 'operación Kitchen', el operativo policial desarrollado entre 2013 y 2015 para presuntamente robar la información perjudicial para el partido que el extesorero pudiera tener.

Fuentes jurídicas indicaron que Anticorrupción no ha pedido medida cautelar alguna para Ríos durante la comparecencia en la que se le iba a preguntar si fue contratado por el operativo que presuntamente dirigían los comisarios José Manuel Villarejo y Enrique García Castaño, ambos imputados en el 'caso Tándem', en el que se investigan las cloacas policiales. Pero su mera citación le ha supuesto la apertura de un expediente del cuerpo en el que ingresó en 2015.

Esta pieza, la número 7, es una de las más delicadas de la investigación, al haberse costeado con fondos reservados públicos, extremo que ha confirmado el propio Ministerio del Interior, en un informe remitido al Juzgado Central de Instrucción número 5, que también instruye estos hechos al tratarse de información que podría haber tenido crucial importancia en la de la caja b del PP, también conocida como la de los 'papeles de Bárcenas'.

Sin secretos oficiales

Al tratarse de fondos reservados ha sido necesario que el Consejo de Ministros acordara la semana pasada desclasificar la documentación clasificada relativa a esta operación, para que el exchófer del extesorero pudiera declarar, aunque finalmente se haya acogido a su derecho constitucional a no hacerlo.

El juez De Egea, que el próximo 31 de diciembre abandonará la Audiencia Nacional y con ello el procedimiento, había citado también para este miércoles, aunque en su caso como testigos, al ex tesorero y a su mujer, Rosalía Iglesias. La declaración de ambos quedó suspendida tras ser citados como imputados el próximo día 21 por el juez José de la Mata para profundizar en la causa relativa a la presunta financiación irregular del PP.

La pieza Kitchen, abierta tras un atestado policial fruto del análisis de la documentación intervenida en su día a Villarejo, donde aparecieron audios sobre el operativo y recibís firmados por el propio Sergio Ríos, se ha ampliado por el instructor con otro suceso: el asalto que la mujer de Bárcenas, uno de sus hijos y su empleada de hogar sufrieron el 23 de octubre de 2013, cuando un hombre disfrazado de sacerdote se presentó en el domicilio y les reclamó "los pendrives" del extesorero a punta de pistola.

Otros implicados

Antes de anuncirse su marcha del juzgado, De Egea también tenía previsto citar después de navidades en calidad de investigados al inspector jefe de Policía Nacional Andrés Gómez Gordo, que ocupó un cargo de responsabilidad en el Gobierno de Castilla-La Mancha con María Dolores de Cospedal, y al exdirector Adjunto Operativo (DAO) Eugenio Pino, informa Europa Press.