Ir a contenido

PARLAMENT

Buch niega el ultimátum de Torra para purgar la cúpula de los Mossos

Cs y PPC apelan al 155 para tomar el control del cuepro policial autonómico

Júlia Regué / Xabi Barrena / Daniel G. Sastre

Buch niega injerencias en Mossos ante críticas de oposición por maniatarlos. / ALBERT BERTRAN (VÍDEO: EFE)

El 'conseller' de Interior, Miquel Buch, se ha esforzado este miércoles en defender la titularidad de su cartera frente al alud de reproches de todas las bancadas, del PPC hasta la CUP, por las últimas actuaciones de los Mossos d'Esquadra. Los anticapitalistas llevan meses pidiendo su dimisión y conservadores y naranjas exigen que se ponga en marcha la aplicación del 155 para cesarle y pilotar los Mossos desde el Estado. 

Preguntado por la "inacción" del cuerpo de policía autonómico durante el pasado fin de semana, cuando los CDR cortaron la AP-7 y levantaron peajes, Buch ha negado la mayor a las preguntas de tres grupos parlamentarios: "Ni el 'president' tuvo una injerencia política ni yo mismo, ni tampoco me dio un ultimátum ni un periodo determinado de horas. En ningún caso", ha espetado. 

La reculada de que Quim Torra se oficializó el domingo después de que afirmara desde Eslovenia que "esperaba que a lo largo de la semana siguiente se pudiesen expresar cuáles son los cambios en los protocolos de actuación". Unos cambios que juntos decidieron congelar tras analizar la imágenes de la actuación policial en Girona y Terrassa y definirla como "globalmente correcta". 

"Maniatan a los Mossos"

Desde el PPC han acusado al 'conseller' de "dedicarse a desacreditar la profesionalidad de los Mossos", mientras que desde Ciutadans le han afeado que "se esconda tras la honorabilidad" del cuerpo policial. "Con una mano alientan la violencia y con la otra paran y maniatan a los Mossos", ha aseverado Carlos Carrizosa.

Buch se ha defendido censurando que "no se han preocupado por los Mossos hasta ahora" y señalando la falta de financiación y recursos de la policía catalana. "Me sorprende mucho esta preocupación cuando durante seis años no han hecho nada para que la plantilla se incrementase. Actualmente tenemos menos 200 agentes y no les he escuchado quejarse ni aquí, ni fuera, ni en Madrid", ha zanjado al ser preguntado por los socialistas. 

Más contundente ha replicado a los populares, después de que le hayan acusado de se run "agitador y un revolucionario": "A Pablo Casado solo de falta la bufanda y la bandera para pedir el 155. [...] Quieren tapar el fenómeno del comisario Villarejo, ¿están preocupados por los Mossos o por el avance electoral que hace Vox? Solo se preocupan instituciones catalanas cunado les interesa porque cuando pueden las destrozan", ha sentenciado. 

El 'conseller' de Interior ha añadido en su defensa que la "dejadez de funciones" de la que se le acusa, debería achacarse al ministro de Exterior, Josep Borrell, por "no preocuparse por los presos" y por los camioneros que se vieron afectados por la protesta de los chalecos amarillos franceses. 

Carrizosa ha zanjado el debate asegurando que "el Govern está aquí para llevarnos a la crisis y a la vía de los muertos en Eslovenia". 

Torra defiende el cuerpo policial

La CUP ha acusado al Govern de "reproducir como una copia el dispositivo policial del Estado" y de agredir "a las personas que combaten la libre expresión del fascismo". Torra ha replicado que los Mossos d'Esquadra "no se pongan en el pim-pam-pum de la política". "No se puede cargar contra un control policial", ha subrayado.