Ir a contenido

MOVILIZACIONES

La CUP llama a "paralizar el territorio" durante los juicios por el 1-O

Los anticapitalistas tachan la reunión del Gobierno en Barcelona de "provocación antidemocrática en pleno estado de excepción"

Júlia Regué

Los diputados de la CUP en el Parlament.

Los diputados de la CUP en el Parlament.

Llamamiento de los anticapitalistas a "desbordar las calles" con "resistencia activa" desde el "primer día del juicio" a la cúpula del 'procés' por el 1-O. La CUP ha decidido anticiparse al resto de actores políticos soberanistas y presentar este martes su intenciones para los próximos meses.

Aunque no han detallado en qué consistirán las movilizaciones -porque se mantienen a la espera de si algún sindicato convoca una huelga general o un paro parcial- han pedido "paralizar el territorio" hasta el fin de las sesiones ante el tribunal y hacer temblar la "normalidad económica y cuotidiana".

"Alcémonos para paralizarlo todo. Este es el objetivo que queremos lograr desde el primer día de los juicios, sin esperar a las sentencias", ha enfatizado el diputado Carles Riera en una rueda de prensa en la Casa Golferichs (Barcelona). Ha reiterado que su estrategia de defensa se basará en una "acusación al Estado" -un "boomerang democrático"- y en una reivindicación "del derecho a la autodeterminación y a la independencia". "Es un juicio a los derechos democráticos [...] ante un tribunal de excepción de una causa política que justifica maltratos y tortura contra la población y que quiere dejar inmune al Estado de cualquier responsabilidad", ha añadido. 

La CUP ha tendido la mano a todos los actores políticos soberanistas y, con especial acento, a los sindicatos, que son los únicos que pueden amparar una huelga general. "Mantenemos abiertos todos los espacios multilaterales de diálogo", ha respondido Riera preguntado por la existencia de alianzas previas. 

El 21-D como prólogo

El 21 de diciembre, con motivo del aterrizaje del Gobierno de Pedro Sánchez en la capital catalana para celebrar un Consejo de Ministros ordinario, ya se han convocado distintas movilizaciones de rechazo. Los 'cupaires' se han sumado a ellas, sin mencionar ninguna de forma explícita, y han definido la cita como "un buen prólogo" para los acontecimientos que se avecinan.

"[La reunión en Barcelona] es una provocación antidemocrática en pleno estado de excepción a las puertas de los juicios sin ninguna voluntad de proponer salida democrática", ha asegurado Riera, y ha apostillado que ve "lógico y deseable" una oleada de protestas.

El diputado ha dado por agotado el deshielo entre el Gobierno y la Generalitat, y ha espetado que "la vía negociadora de pacto y diálogo con el Estado es absurda, una vía muerta". Al mismo tiempo, ha insistido en la vía unilateral y en la desobediencia porque, a su parecer, "es la única salida política posible". 

Los flecos de su campaña política se darán a conocer el próximo 19 de diciembre en un acto en el Teatre Poliorama de Barcelona. Una conferencia en la que volverán a poner sobre la mesa que Catalunya se independice "vía refrendaria o mediante una constitución".

La vía eslovena

Riera ha evitado responder si su partido apoya la vía eslovena como referente para Catalunya y se ha limitado a sentenciar que "toda lucha tiene su precio" y que requiere "todos los esfuerzos e implicaciones", al tiempor que cree que debe ser el Estado el que "asuma sacrificios".