Ir a contenido

TRAS LAS CARGAS DE LOS MOSSOS EN GIRONA Y TERRASA

Los CDR echan un pulso a Torra cortando la AP-7

Reclaman la dimisión de Buch, que se reunirá este domingo con el 'president'

El corte de 15 horas en L'Ampolla causa retenciones y tensión entre camioneros y activistas

Roger Pascual

Corte de la AP-7 en LAmpolla.

Corte de la AP-7 en LAmpolla. / EFE / Jaume Sellart

El eco de las cargas de los Mossos el pasado jueves en Girona y Terrassa en protestas contrarias a actos de Vox sigue creciendo día a día, cada vez más amplificado. En plena cuenta atrás del ultimátum de Quim Torra a Miquel Buch para purgar los Mossos, los Comités de Defensa de la República (CDR) decidieron añadir más gasolina volviendo a salir a la calle o, mejor dicho, a la carretera para reclamar la dimisión del 'conseller' de Interior. Cortaron la AP-7 durante 15 horas echando en un pulso al 'president' horas antes de la reunión que este mantendrá este domingo con Buch. 

"Paralicemos el país como paralizada tenemos la democracia", clamaba la cuenta oficial de los comités en sus redes sociales, llamando a la movilización. Un centenar de activistas de los CDR se han concentrado a la siete de la mañana en la calzada de la AP-7 a su paso por L'Ampolla, y han amontonado neumáticos, barriles, piedras y fragmentos de quitamiedos para impedir el paso en ambos carriles de la circulación. Los Mossos, acusados de haberse excedido en el uso de la fuerza el jueves, esta vez no han intervenido para desalojar a los convocados lo que los CDR han dejado bloqueados durante todo el día a camiones y autocares y ha provocado varios kilómetros de retenciones, así como momentos de tensión entre conductores e independentistas. Los activistas han coreado gritos de apoyo a los presos políticos y de la implementación de la República y también  consignas para exigir la dimisión de Buch.

Efectivos de los Mossos se han desplazado al lugar y siguen desde cierta distancia el desarrollo de la movilización, aunque por el momento no han intervenido. Los automóviles se han desviado por la carretera N-340, que ha acumulado retenciones de hasta tres kilómetros en dirección a Barcelona y de un kilómetro en sentido sur.

Marcha atrás

Los turismos han sido los primeros vehículos en ser desviados, mientras que algunos camiones y autocares han permanecido parados durante horas a la espera de que se les diera paso para poder acceder al desvío habilitado por la carretera N-340.

Miguel, uno de los camioneros afectados por la movilización de los CDR, ha explicado a Efe que ha permanecido parado en Tortosa (Tarragona) cerca de cinco horas y que, para poder acceder a la N-340, se está obligando a los conductores a circular marcha atrás hasta el desvío, una maniobra que considera "muy peligrosa" para los vehículos grandes, especialmente los tráiler articulados.

Cargas políticas

Albert Rivera y Pablo Casado se han apresurado a cargar contra Torra. El líder de Ciudadanos ha considerado hoy "una vergüenza" que Torra apoye a los que "cortan carreteras y acosan a los ciudadanos" mientras el 'president' "pretende purgar a los Mossos que hacen cumplir la ley". El presidente del PP ha denunciado que "los CDR toman el mando de una Catalunya batasunizada que se le ha ido de las manos al Gobierno y a Torra, quien no defiende ni a los Mossos". Y ha instado a Pedro Sánchez a aplicar  otro 155 para acabar con "la kale borroka", recalcando que esta comunidad "se le ha ido de las manos al Gobierno" y que ya ni siquiera la Generalitat "controla" a los CDR. "Les decían que apretaran y han apretado demasiado", ha señalado recordando la famosa frase de Torra alentando a los comités y que hasta Artur Mas le ha afeado. 

La protesta de los CDR ha llegado también a Barcelona, donde por la noche unas 300 personas han cortado la avenida Diagonal y el paseo de Gràcia de Barcelona. Después de volver al punto de inicio de la manifestación, la delegación del Gobierno, han disuelto la manifestación. Todo lo contrario de lo ocurrido en la carretera, donde los concentrados han expresado la intención de pasar la noche. "Los CDR llevamos unas cuantas horas cortando la AP-7 en la Ampolla. ¡No pararemos hasta tener la República Catalana! El 27-S, el 1-O y el 21-D el independentismo ganamos y queremos la implementación de la República ganada en referéndum". Los activistas han reforzando las barricadas con más guardarraíles. Los servicios de interlocución de los Mossos les han pedido que desconvocaran la movilización a medianoche y, pasadas las 10 de las noche, los CDR han dado por finalizado el corte de carretera.

Con este clima político se verá este domingo Torra con Buch, 'conseller' que los CDR tienen enfilado y reclaman su cese desde hace septiembre, cuando los Mossos cargaron contra independentistas que querían boicotear la marcha de policías convocada por Jusapol para rendir homenaje a los que participaron en la Operación Copérnico, el operativo ideado para frenar el referéndum del 1-O.