Ir a contenido

LA CRISIS CATALANA

El constitucionalismo cierra filas con los Mossos contra Torra

Casado reitera su exigencia de que Sánchez aplique el 155 porque Catalunya "está fuera de sí"

Los 'comuns' exigen a Buch que "asuma responsabilidades" tras el "fracaso" del dispositivo policial

Xabi Barrena

El constitucionalismo cierra filas con los Mossos contra Torra

JOAN CORTADELLAS

La oposición constitucionalista en el Parlament cerró filas este viernes con el cuerpo de los Mossos d'Esquadra y criticó con ahínco las palabras del 'president' y su poco menos que ultimátum al 'conseller' de Interior, Miquel Buch. Más allá de La Sènia, el líder del PP, Pablo Casado, volvió a pedir una nueva aplicación del artículo 155 de la Constitución porque, a su entender, Catalunya está "completamente fuera de sí" Quim Torra "no controla la situación" que le dibuja la "'kale borroka' independentista".

Una presunta violencia callejera organizada que, para el líder popular, "ya no es una anécdota ni algo circunstancial". De hecho, ha indicado que a los incidentes del Día de la Constitución se suma el intento de "tomar el Parlamento" o los "escraches" a cargos del PP o sus sedes en las últimas semanas.

Para Casado, "el debate no es si los Mossos actúan con proporcionalidad o si el 'conseller' les apoya o Torra apoya al 'conseller'". "Que no nos enreden. El debate es si se está garantizando en una comunidad autónoma española que se cumpla la ley y la convivencia en las calles", resaltó. Por todo ello, reclamó que se aplique el 155 y, ya de paso, se supone que ampliaria su radio de acción hasta la "educación y los medios de comunicación públicos". Casado no se hallaba cerca del Pisuerga, sino en Teruel, presentando a los candidatos populares para las autonómicas del próximo mayo.

Abucheos a Valls

La líder de Ciudadanos en Catalunya, Inés Arrimadas, tildó en Twitter de "inadmisible" que el presidente catalán "criminalice e impida" a los Mossos d'Esquadra realizar su trabajo, "después de las tremendas imágenes" del jueves "de los violentos CDR a los que anima a 'apretar'". En la misma línea se expresó la senadora y diputada Lorena Roldán, que criticó que Torra "se escandalice" ante las cargas de la policía autonómica contra manifestantes en Terrasa y Girona cuando él les animó hace meses a porfiar en su empeño protestante.

En esta línea, Roldán recordó la acción que llevaron a cabo varias decenas de estudiantes del Conservatori del Liceu el miércoles en la que abuchearon a Albert Rivera, a Arrimadas, y al candidato a la alcaldía de Barcelona Manuel Valls.

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, expresó su apoyo a los Mossos y calificó de "irresponsable" que se ponga en duda la profesionalidad del cuerpo, especialmente cuando lo hace el propio Govern. Iceta recordó, además, que el Govern procede de esta manera sin haber mediado "ninguna prueba ni investigación".

El que fuera 'conseller' de Interior, hasta la ruputura entre CDC y Unió, en el 2015, Ramon Espadaler, y hoy secretario general de Units per Avançar y diputado adscrito al grupo socialista en el Parlament, mostró su solidaridad con el cuerpo policial. En Twitter, Espadaler afirmó que "los Mossos y todas sus unidades merecen el apoyo explícito del Govern". "Ya basta de ponerlos permanentemente en medio del combate político. Nuestra policía nos sirve a todos, garantizando nuestra seguridad y asegurando el libre ejercicio de los derechos fundamentales", escribió.

El presidente del PPC, Alejandro Fernández, reclamó el cese de Buch, después de que haya cuestionado la actuación de los Mossos. "Que dice el 'conseller' Buch que no le temblará la mano para sancionar a unos mossos que hicieron su trabajo para garantizar el derecho de manifestación. Un 'conseller' que no defiende a los Mossos y el orden no puede seguir en el cargo", escribió el líder del PP catalán en su perfil de Twitter.

Exigencia de los 'comuns'

Siempre en las bancadas de la oposición, pero con la percepción diametralmente opuesta de los partidos constitucionalistas-monárquicos, Catalunya En Comú Podem instó, vía la presidenta del grupo parlamentario, Jéssica Albiach, a Buch a "asumir responsabilidades" tras el "fracaso" del dispositivo policial del jueves y alertó de que "llueve sobre mojado".

Siempre a través de las redes sociales, como sus colegas de Parlament, Albiach afirmó que "la gestión de los dispositivos policiales de Terrassa y Girona fue un fracaso y una vergüenza, igual que el 29 de septiembre y el 1 de octubre. Miquel Buch no está a la altura".