Ir a contenido

PLAN DE TRABAJO

El Parlament convoca a Rajoy y Sánchez para rendir cuentas por el 155

Puigdemont, Junqueras y otros 'exconsellers' se añaden a una lista de cerca de 118 comparecientes

JxCat tumba la invitación a Urkullu en la comisión que investiga los 218 días de intervención de la autonomía

Júlia Regué

El presidente del Parlament, Roger Torrent, saluda al presidente de la comisión del 155, Antoni Morral, el pasado 6 de noviembre.

El presidente del Parlament, Roger Torrent, saluda al presidente de la comisión del 155, Antoni Morral, el pasado 6 de noviembre. / DANNY CAMINAL

El Parlament de Catalunya ha dado este martes el pistoletazo de salida a la comisión de investigación sobre la aplicación del artículo 155 de la Constitución con la aprobación de las comparecencias. Una lista de nombres que recorre todo el tablero político protagonista de aquellos 218 días de intervención de la autonomía: desde destacados miembros del Govern cesado, algunos ahora presos o 'exiliados', hasta la cúpula que negoció y activó la maniobra desde el epicentro del Estado, pasando por infructuosos mediadores.

En la nota no faltan el expresidente del Gobierno, Mariano Rajoy y la exvicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, junto a su estrecho círculo de colaboradores: el exsecretario de Estado para las Administraciones Territoriales, Roberto Bermúdez de Castro, el exdelegado del Gobierno, Enric Millo, y los exministros de Interior, Justicia y Defensa, Juan Ignacio Zoido, Rafael Catalá y María Dolores de Cospedal, respectivamente.

Del relevo en la Moncloa destacan como llamados a rendir cuentas el actual presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la vicepresidenta Carmen Calvo, quien negoció con Rajoy el alcance del peso de la Carta Magna en Catalunya. El presidente del Parlament, Roger Torrent, ya ha advertido a Sánchez de que si no acude "es porque quizás tiene algo que esconder" y que demostraría "poca valentía política y poca creencia en sus propios planteamientos".

También se añade el nombre del líder conservador, Pablo Casado, y del dirigente de los naranjas, Albert Rivera, además del jefe de la Casa Real, Jaime Alfonsín. 

En la larga lista de comparecencias previstas se anota también al presidente del Senado, Pío Garcia Escudero, a Xavier García Albiol, como miembro de la comisión mixta del 155 en el Senado, a Ignacio Cosidó, protagonista por el escándalo del 'whatsapp' sobre el reparto de jueces, y al dirigente socialista Miquel Iceta. 

De la bancada independentista deberán comparecer a distancia el 'expresident' Carles Puigdemont, el 'exvicepresident' Oriol Junqueras, la secretaria general de ERC Marta Rovira, los 'exconsellers' encarcelados Joaquim FornJordi TurullJosep RullRaül Romeva y Dolors Bassa, y los 'exiliados' a Europa Lluís Puig y Clara Ponsatí.

Invitaciones rechazadas

La invitación al lendakari Iñigo Urkullu, que ejerció de mediador en los días previos a la aplicación del 155, ha sido rechazada por JxCat con la abstención de ERC y el PSC y el voto favorable de los 'comuns'. También se han vetado las explicaciones de la 'consellera' de Empresa i Coneixement, Maria Ángels Chacón, la de altos cargos del anterior Govern y las dos propuestas de los socialistas: la interventora general de la Generalitat, Rosa Vidal, y el exsecretario general de Vicepresidencia, Lluís Juncà

Aunque todas estas comparecencias tienen luz verde, no está claro que vayan a acudir al Parlament. Rajoy y Santamaría ya plantaron a los diputados catalanes en la comisión de investigación sobre la 'Operación Catalunya'. Escudaron su ausencia en un informe del Consejo de Estado, órgano al que pertenece ahora la exvicepresidenta, que establecía limitaciones sobre qué tipo de comparecientes están obligados a ir a una Cámara autonómica y cuáles no.

El organismo consultivo resolvió que "no resulta obligado atender el requerimiento de comparecencia" que pudiera dirigirse al presidente, a la vicepresidenta, ministros y exministros, altos cargos y exaltos cargos del Estado y miembros en activo o no de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

El Estatut regula en el artículo 59 fija la "obligatoriedad" de comparecer. En caso de desatenderse el requerimiento, según el artículo 68 la Mesa debe dar cuenta al ministerio fiscal "a los efectos de substanciar la responsabilidad penal que pueda corresponder". El Código Penal señala además que pueden ser castigados por desobediencia y, si este es autoridad o funcionario público, "se le impondrá además una suspensión de empleo de seis meses a dos años".

Malestar en la CUP

Ni Ciutadans ni el PPC han participado en la reunión. Los naranjas ya plantaron a los diputados en la sesión constitutiva de este órgano. Los conservadores, en cambio, sí acudieron al primer encuentro para manifestar que, a su juicio, las conclusiones de este órgano "ya están redactadas".

Tampoco ha participado ningún miembro de la CUP en la reunión, pero por motivos bien distintos. Los anticapitalistas se han ausentado de la comisión -Elisenda Alamany ha sustituido a Carles Riera como vicepresidente al frente de la mesa- porque JxCat y ERC vetaron ayer sus propuestas de comparecencia. Según han explicado fuentes de la formación a este diario, su plante ha sido una "respuesta política" al veto de los socios de Govern para que los secretarios generales de los Departamentos de la Generalitat dieran explicaciones sobre su "acatamiento" y las "directrices que recibieron" por parte del Estado, además de para aclarar los "efectos" del 155 en sus áreas. "No nos dieron ningún motivo de por qué votarían en contra", aseguran las mismas fuentes.