Ir a contenido

JpD pide a los vocales que renuncien para propiciar la renovación del CGPJ

Hoy se cumplen cinco años del mandato del órgano de gobierno de los jueces presidido por Lesmes

Francisco de Vitoria reclama que mientras esté en funciones solo tramite asuntos urgentes

Ángeles Vázquez

Discurso de Carlos Lesmes, presidente del Tribunal Supremo y del CGPJ, durante la apertura del año judicial. A su lado, el rey Felipe VI.

Discurso de Carlos Lesmes, presidente del Tribunal Supremo y del CGPJ, durante la apertura del año judicial. A su lado, el rey Felipe VI. / Angel Díaz (EFE)

El día que se cumplen cinco años del mandato de Carlos Lesmes como presidente del Consejo General del Poder Judicial y, por tanto, del Tribunal Supremo, la asociación Jueces y Juezas para la Democracia (JpD) ha instado a los actuales vocales del órgano de gobierno de los jueces para que renuncien al cargo y así facilitar la renovación de la institución. Mientras que la Francisco de Vitoria le ha reclamado que solo atienda asuntos urgentes mientras esté en funciones, porque, sostiene, ha perdido la legitimidad para actos discrecionales.

"Ciertamente, el frustrado proceso de renovación se ha caracterizado por su falta de transparencia y el control mas absoluto de los principales partidos políticos", continúa JpD, en referencia a que se conociera que el futuro presidente del CGPJ sería Manuel Marchena, antes incluso de conocerse quiénes serían los vocales que deben elegirles, según marca la ley.

El pacto alcanzado entre PP y PSOE saltó por los aires después de que se conociera un 'whatsapp' del portavoz del Senado, Ignacio Cosidó, en el que se jactaba de controlar la Sala Segunda del alto tribunal gracias al nombramiento de Marchena, lo que motivó la renuncia de este a la posibilidad planteada.  

Pese a todo, Juezas y Jueces para la Democracia apelan "a la responsabilidad institucional de los grupos parlamentarios a fin de que renueven lo más pronto posible el órgano de gobierno de la judicatura para evitar su situación de interinidad y el consiguiente daño a la imagen de la Justicia". La ministra de Justicia, Dolores Delgado, también se pronunció este martes en el mismo sentido.

Por su parte, la asociación Francisco de Vitoria sostiene que "el CGPJ ha perdido la legitimidad deseable en un estado democrático para realizar actos discrecionales", por lo que aboga por "circunscribir su actividad a despachar los asuntos de puro trámite y reglados o aquellos que, por razones de urgencia o necesidad, no admitan demora" mientras esté en funciones.