Ir a contenido

tribunales

El presidente de la Audiencia de Madrid será un juez apartado de la Gürtel

El CGPJ nombra a Juan Pablo González por 11 votos frente a los 10 obtenidos por Ana Mercedes del Molino

La Audiencia Nacional le apartó del tribunal que juzgará la trama de corrupción tras Espejel y López

Ángeles Vázquez

El presidente de la Audiencia de Madrid será un juez apartado de la Gürtel

El pleno del Consejo General del Poder Judicial ha elegido al magistrado Juan Pablo González por 11 votos de 21, nuevo presidente de la Audiencia Provincial de Madrid, puesto al que también optaba Diego de Egea, instructor del 'caso Tándem', por el que está en prisión el excomisario José Manuel Villarejo. González fue el último juez de la Audiencia Nacional al que se apartó del tribunal del 'caso Gürtel' para preservar su apariencia de imparcialidad, debido a que había sido elegido para todos los cargos que ha desempeñado por el PP.

El ser apartado de una causa no le inhabilita para ejercer la magistratura en otras ni mucho menos para el puesto para el que ha sido designado por mayoría del órgano de gobierno de los jueces. Previamente también se apartó de la Gürtel a Concepción Espejel, actual presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, y Enrique López, que antes del verano entró a formar parte de la Sala de Apelación de ese mismo tribunal. 

El puesto de presidente de la Audiencia de Madrid quedó vacante después de que Eduardo de Porres fuera nombrado magistrado el Tribunal Supremo. Tras González la candidata que ha obtenido más apoyo del CGPJ ha sido Ana Mercedes del Molino con 10 votos.

González ingresó en la carrera judicial en 1989, siendo sus primeros destinos como juez los
juzgados de primera instancia e instrucción de Astorga (León) y Santoña (Cantabria). Después estuvo en Barcelona y Bilbao, donde fue elegido decano. En 2001 fue nombrado vocal del Consejo General del Poder Judicial, a propuesta del PP. En 2008 marchó a la  Audiencia Provincial de Vizcaya y en 2011, a la Audiencia Provincial de Madrid hasta que un año después fue nombrado magistrado de enlace con Francia, cargo en el que permaneció hasta 2015.

A partir de entonces, Juan Pablo González ejerció en comisión de servicios como juez central de Instrucción 3 y magistrado de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, donde le correspondió formar parte del tribunal de la Gürtel, pero fue apartado por sus compañeros por sus vínculos con el PP.