Ir a contenido

INVESTIGACIÓN

Laura Borràs adjudicó sin concurso tres contratos a un colaborador suyo

La 'consellera' encargó estos trabajos por 45.550 euros cuando dirigía la Institució de les Lletres Catalanes

Las tres adjudicaciones se realizaron con 20 meses de diferencia, según el Portal de la Transparència

Guillem Sànchez / J. G. Albalat

Laura Borràs, en la entrega de Premios Lluís Carulla en el Convent dels Àngels.

Laura Borràs, en la entrega de Premios Lluís Carulla en el Convent dels Àngels. / ÁNGEL GARCÍA

La 'consellera' de Cultura, Laura Borràs, adjudicó sin concurso público tres contratos por un valor total de 45.550 euros a un antiguo colaborador suyo, I.H.F., según consta en el Portal de Transparència de la Generalitat. Borràs está siendo investigada por el área de delitos económicos de los Mossos d'Esquadra, por su gestión al frente de la Institució de les Lletres Catalanes (ILC) entre el 2013 y el 2018, en una causa instruida por el juzgado número 9 de Barcelona.

La policía autonómica sospecha que, durante su mandato, Borràs contrató a dedo a algunas empresas de confianza. Lo habría hecho, presuntamente, troceando el importe de su coste real en diversos contratos que, por separado, no alcanzarían la suma de 18.000 euros. Este era el límite que la ley establecía entonces para que una administración contratara sin necesidad de abrir un concurso público. Actualmente este tope está en 15.000 euros.

Según los contratos publicados en el Portal de la Transparència, Borràs encargó tres trabajos distintos a I.H.F., un programador informático 'freelance' y autor literario, que colaboró en el Máster en Literatura en la Era Digital de la Universitat de Barcelona que dirigía la actual 'consellera'. También formó parte del grupo de recerca Hermeneia, un equipo de investigación internacional académica liderado en su día por Borràs.

Estos contratos se asignaron a I.H.F. en junio del 2015, octubre del 2016 y febrero del 2017. El primero era por un importe sin IVA de 17.650 euros y la Institució de les Lletres Catalanes lo abonó en concepto de 'Migració dels continguts de l'antic portal "Què llegeixes?", disseny, programació i desenvolupament'. El segundo, por un importe sin IVA de 11.850 euros, en concepto de 'Desenvolupament àrees Festival Nacional de Poesia al portal de la ILC'. Y el tercero, por 16.050 euros, también sin IVA, en concepto de 'Creació i Manteniment web Any Bertrana'. Entre estos dos últimos mediaron solo 4 meses. En total, la suma asciende a 45.550 euros

EL PERIÓDICO ha intentado sin éxito obtener la versión de la 'consellera' Borràs y de la Institució de les Lletres Catalanes sobre los citados contratos, alegando que los asesores jurídicos les han aconsejado no hacer declaraciones porque el caso está bajo secreto de sumario.

Lío con Buch

Borràs ha recorrido este miércoles tres cadenas de radio (RAC-1, Catalunya Ràdio y SER Catalunya) para aclarar los hechos. Tal como aseveró el martes en la ACN, la 'consellera' ha negado toda irregularidad en su gestión al frente de la ILC.

Sin embargo, para reafirmar su convencimiento sobre la poca solidez de las informaciones publicadas, ha acabado poniendo en un brete al 'conseller' de Interior, Miquel Buch, al afirmar en su primera intervención -en RAC-1- que este le había asegurado que los Mossos no la estaban investigando: "Ayer, cuando hablé con el 'conseller' Buch' y recibí las muestras de apoyo públicas y privadas, me dijo que era la policía judicial, que los Mossos no me estaban investigando". El comentario daba a entender que el 'conseller' Buch, jefe político de la policía catalana, había pedido a los Mossos información sobre un caso que se encontraba bajo secreto de sumario.

Fuentes de la Conselleria d'Interior, a preguntas de EL PERIÓDICO, han desmentido rotundamente a la 'consellera' Borràs y han asegurado que Buch se limitó a explicarle vía WhatsApp a su compañera en el Govern que la investigación "estaba bajo secreto de sumario y que los Mossos actuaron como policía judicial". La investigación fue ordenada por la titular del Juzgado de Instrucción número 9 de Barcelona, que ordenó el secreto de las actuaciones, y cualquier filtración hubiera supuesto una revelación de secreto.

Enredo en la tercera versión

Minutos después, alineada ya con las fuentes de Interior, Borràs, esta vez en Catalunya Ràdio, ha rectificado: "Yo no estaba (durante los registros) y hablé con el 'conseller' Buch porque no me constaba ninguna notificación ni policial ni judicial. No me consta que me estén investigando. El 'conseller' sabe que hay secreto de sumario y no me pasó ninguna información, más allá de que los Mossos actuaban como policía judicial".  

Cuando el problema parecía haber quedado en un simple malentendido, ha llegado su tercera aparición, en SER Catalunya. "Ayer yo estaba en el Palau de la Generalitat y estábamos al lado el uno del otro (Borràs y Buch) y, precisamente porque lo tenía justo al lado, le dije 'parece que se me investiga' y el 'conseller' dijo 'espera, deja que me lo mire' y me respondió 'no, no se te investiga pero vaya, hay secreto de sumario y no sé nada más', así que en este sentido aclarar que no hay ningún tipo de información que me haya dado el 'conseller' de Interior".